21 Mayo 2021

El Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol se verá las caras el próximo domingo con la UD Ibiza en el Nuevo Vivero de Badajoz. Los universitarios llegan tras una épica eliminatoria en la que lograron vencer al FC Barcelona ‘B’ en los penaltis (5-4). El cuadro ibicenco se llevó la eliminatoria ante el Real Madrid Castilla tras empatar a cero en los 120’ intensos minutos que duró el encuentro.

El conjunto dirigido por Juan Carlos Carcedo terminó la primera fase en el primer puesto con cuarenta puntos (12V, 4E, 2D), aventajando a su seguidor más cercano, el Alcoyano, en nueve puntos. Fueron el equipo más goleador del subgrupo con 26 tantos (1.44 por partido) y encajaron únicamente cinco, siendo con diferencia el equipo que menos tantos encajó de toda la categoría.

En la segunda fase no quitaron el pie del acelerador y terminaron líderes del subgrupo de ascenso con una diferencia de tres puntos con el FC Barcelona ‘B’ (pese a caer ante ellos en la antepenúltima jornada) y ocho con el FC Andorra. Los ibicencos se mostraron especialmente fuertes fuera de casa sumando 21 de los 36 puntos que han disputado.

El guardián del conjunto balear es nuestro exportero Germán Parreño. El ilicitano jugó durante dos temporadas en el UCAM Murcia CF y llegó a ejercer de capitán en algunos encuentros.

Los defensas más utilizados han sido David Goldar, David Morillas (exjugador también del UCAM Murcia) y Rubén González. Todos ellos han disputado más de 2.000 minutos y se han complementado con defensas como Fran Grima (otro jugador con pasado universitario), Kike López o José Antonio Pardo, todos ellos jugadores muy habituales en las alineaciones.

En el centro del campo destacan Javi Lara, Javi Pérez o el sub 23 Sibo. Los baleares tendrán la sensible baja de Manu Molina, quien desde hace algunas semanas lucha una batalla personal y al que le mandamos nuestros mejores deseos. El onubense era el centrocampista más utilizado por Juan Carlos Carcedo.

Arriba está, quizás, la línea más completa del cuadro ibicenco. Davo y Sergio Castel son las referencias ofensivas (19 goles entre ambos). Rodado, que en las dos últimas temporadas había sido pieza clave, ha cogido un rol más secundario. No obstante, el joven delantero ha anotado seis goles y supone un peligro real para la zaga universitaria.