26 Octubre 2021

 

El pasado domingo, José María Salmerón consiguió ante el Sevilla Atlético su victoria número 50 a los mandos del Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol tras haber llegado recientemente a los cien encuentros como entrenador universitario.

 

Una temporada de ensueño

El almeriense llegó a la disciplina universitaria en la temporada 2015/16 y debutó con un empate sin goles en casa ante el Sevilla Atlético. Ese encuentro fue el pistoletazo de salida a una espectacular temporada en la que logró 22 victorias en liga, muchas de ellas recordadas como las victorias en casa ante Cádiz CF o FC Cartagena o fuera de casa como la de Nueva Condomina ante el Real Murcia con aquel gol de Pallarés. En Copa del Rey, los universitarios vencieron en primera ronda al Algeciras CF y cayeron por la mínima (3-2) ante la UD Logroñés en la segunda ronda.

En el playoff de ascenso al fútbol profesional, José María Salmerón logró dos decisivas victorias, primero ante el Real Madrid Castilla que hizo bueno el posterior empate en el Afredo Di Stéfano y posteriormente, la decisiva victoria en la final de campeones ante el Reus Deportiu en la que se alzaron como campeones absolutos de la Segunda División ‘B’.

 

Debut del UCAM Murcia en el fútbol profesional

Pese a que el entrenador universitario ya conocía la categoría de plata del fútbol nacional, fue el primer entrenador en comandar a la entidad universitaria en esta nueva aventura.

José María Salmerón dirigió al combinado universitario durante las primeras 18 jornadas y logró 5 victorias. En Copa del Rey vencieron en las dos primeras rondas, primero al Real Oviedo (4-3) y posteriormente al RCD Mallorca (1-2).Cayeron ante el RC Celta en La Condomina (0-1) con un solitario gol de Sergi Gómez.

Tras una derrota en casa de la SD Huesca, entrenador y club separaron sus caminos para volver a reencontrarse unos años después.

 

El reencuentro

Tras un año en blanco, los universitarios se reencontraron con el entrenador almeriense para una decisiva temporada en la que el UCAM Murcia tenía la obligación de llegar a la nueva Primera RFEF.

En el reencuentro, la comunión club entrenador fue excepcional. En primera fase, los universitarios fueron campeones del subgrupo, aun con el hándicap de haber tenido que disputar cinco encuentros la Copa Federación para garantizar el pase a Copa del Rey. Los universitarios los vencieron todos, salvo el último, y consiguieron el billete pese a caer en semis ante la UE Llagostera. La recompensa a dicho esfuerzo fue el histórico encuentro ante el Real Betis Balompié que pudimos disfrutar en el Estadio BeSoccer La Condomina.

En la primera fase, los universitarios sumaron nueve victorias que les sirvieron para partir hacia la segunda fase como líderes del subgrupo. En la segunda, fueron tres victorias en seis encuentros, suficientes para lograr una plaza en los playoffs de ascenso.

Tras una temporada para el recuerdo, los universitarios se plantaron en el playoff de ascenso con muy poco que perder y mucho por ganar. En la semifinal, los pupilos de Salmerón lograron una victoria para el recuerdo en los penaltis ante el filial del FC Barcelona. En la final, la UD Ibiza privó a los universitarios de un nuevo ascenso al fútbol profesional.

Tras todo el éxito, el club consideró a Salmerón como la persona apropiada para liderar el barco universitario en esta nueva travesía por la Primera RFEF. Hasta la fecha, ha sumado tres victorias, una de ellas una goleada histórica (3-0) al Real Madrid Castilla y, casualidades de la vida, la número 50 volvió a ser ante el equipo contra el que debutó como universitario: el Sevilla Atlético.