08 Junio 2021

Firma fotografía: Fútbol Juvenil

La carrera de Joaquín Cánovas, jugador de nuestro juvenil A, sufrió un duro revés al serle detectado un edema óseo en la primera semana de pretemporada, una lesión con una recuperación lenta y complicada.

El extremo murciano había empezado su última temporada en categoría juvenil como una de las piezas claves de la plantilla, gracias en parte a su velocidad y capacidad de sacrificio. La inesperada lesión llegó pronto, más concretamente en el segundo entrenamiento de pretemporada. Lejos de rendirse, Joaquín comenzó su recuperación junto al fisioterapeuta con el firme objetivo de volver a sentirse futbolista antes de que terminara su último año en edad juvenil, más aún con el privilegio de poder jugar en la máxima categoría a nivel nacional.

Nuestro canterano se fue incorporando progresivamente a los entrenamientos y hace tres semanas pudo gozar de unos minutos en la derrota (0-2) ante el Hércules. La semana de descanso entre el citado partido y la última jornada y el posterior aplazamiento de este último, le dieron el margen necesario para llegar en excelentes condiciones al último encuentro de la temporada.

El esfuerzo sembrado durante la temporada dio sus frutos y pudo terminar el curso partiendo en el once inicial.

Joaquín hizo las siguientes declaraciones al respecto: "Me siento muy bien después de mucho tiempo. Han sido varios meses sin saber lo que tenía en la rodilla por más pruebas que me hice. Personas como Monty y Juanlu me han ayudado mucho. También ha sido fundamental Pepe Torres. No sólo me ha apoyado en temas de recuperación, también lo ha hecho psicológicamente ayudándome a no darme por vencido. También me gustaría darle las gracias al cuerpo técnico por apostar por mí tras estar tantos meses lejos de los terrenos de juego".