19 Abril 2021

El Juvenil A del Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol cayó derrotado en la tarde del sábado ante el Torre Levante CF. Pese a recortar distancias con el 0-2 en el marcador por mediación de Andrés Jiménez, los valencianos sentenciaron el resultado y se llevaron los tres puntos del Municipal de Beniaján.

Nuestros canteranos comenzaron bien el encuentro, intentando generar peligro sobre la meta visitante y evitando las embestidas de los atacantes valencianos, que intentaban castigar las espaldas de nuestros zagueros con su velocidad. En el 9’, Zaca intentó sorprender tras una carrera, conectando un disparo lejano a media altura que tuvo que detener Kike en dos tiempos. En el minuto 20’, Andrés Jiménez conectó un preciso disparo de falta que tras hacer una parábola se fue besando el palo. En la siguiente jugada el atacante del Torre Levante, Pastor, cogió la espalda de nuestros defensas y enganchó un disparo al que Samuel respondió con solvencia. Dos minutos más tarde, fue Zaca quien corrió a las espaldas de la zaga visitante y tras plantarse en el área no pudo conectar el disparo.

Los dos primeros tantos valencianos llegaron en los diez últimos minutos de la primera mitad. En el 34’ Genovés, con un tiro cruzado, hizo el primero de la tarde y siete minutos después Pastor aumentó la renta. Dos goles muy psicológicos antes de llegar al descanso. En la segunda mitad, nuestros canteranos dieron un paso adelante y en el 57’, un jugador universitario fue derribado dentro del área y el colegiado decretó penalti. Andrés transformó la pena máxima y redujo distancias.

Escasos minutos después, el Torre Levante hizo el definitivo 3-1 y sentenció el encuentro. Nuestros canteranos realizaron algunas llegadas en los últimos minutos pero ninguna inquietó al guardameta del conjunto valenciano. La próxima semana habrá una nueva oportunidad de revertir la situación en el campo del Alboraya UD.