07 Junio 2021

El Juvenil A del Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol terminó su participación en División de Honor con un bonito partido ante el Patacona CF, equipo también descendido. Iker, Andres (x2) y Zaca (x2) fueron los goleadores en un encuentro en el que nuestros canteranos nunca se dieron por vencidos.

El partido estuvo igualado durante los primeros minutos de juego, pero los locales aprovecharon una mala decisión en la salida de balón de los universitarios y otra jugada aislada para llegar venciendo (2-0) al minuto 30’. Instantes después, Iker recortó distancias tras un centro de Marco Sánchez y una buena definición del mediocentro alicantino. Al filo del descanso el cuadro valenciano aumentó la renta (3-1).

En la reanudación, nuestros canteranos cambiaron el esquema y con la presencia de dos delanteros subieron la línea de presión. Este cambio surtió efecto y en el 57’ el colegiado decretó una pena máxima que convirtió Andrés. Sólo cuatro minutos después, el colegiado volvió a pitar penalti en el área del Patacona y esta vez fue Zacarías quien definió con claridad para poner el 3-3 en el electrónico.

En el 65’, Andrés aprovechó un balón suelto dentro del área para darle la vuelta al marcador y hacer así su sexto gol en doce encuentros. El Patacona igualó en el 75’ al aprovechar un balón suelto tras una falta lateral.

Lejos de achantarse ante la lluvia de goles, los universitarios volvieron a dar un paso al frente y de nuevo Zacarías, tras una excelente jugada entre Marco Sánchez y Corri, definió desde el punto de penalti para volver a poner a nuestros canteranos por delante (4-5).

A 5 minutos del final, los locales aprovecharon otra segunda jugada para hacer el definitivo 5-5 y culminar así un entretenido encuentro.

Con este partido acaba la irregular temporada de nuestro Juvenil A, que el próximo año será equipo de Liga Nacional. Nuestros canteranos no han dejado de competir de forma profesional pese a confirmarse el doloroso descenso hace algunas semanas y han querido terminar la temporada compitiendo dignamente y con la cabeza alta.