19 Mayo 2021

El guardameta Biel Ribas ha atendido a los medios de comunicación en El Mayayo tras la sesión matinal de entrenamiento.

El balear terminó con alguna molestia el partido del pasado domingo. Asegura que “fue en el último penalti. Tuve un pequeño pinzamiento y me levanté un poco renqueante”. Explicó también que “el tratamiento que estoy haciendo me va bastante bien” y que “no tengo ningún problema”.

Tras una tanda de penaltis histórica, el meta dice que “al otro portero y a mí nos salió bastante bien. Toca disfrutar del momento que es lo que cuenta”.

El próximo domingo nos veremos las caras con la UD Ibiza en el encuentro que dictará qué equipo disfrutará la próxima temporada del fútbol profesional. Biel Ribas asegura que “me parece un muy buen equipo. Es uno de los “gallitos” de la categoría y tiene jugadores bastante importantes. Nosotros sabemos cómo juegan y que es un equipo que tiene la estrategia bastante controlada”

La UD Ibiza llega con la condición de haber sido líder, por lo que en un hipotético empate tres 120 minutos, sería el cuadro balear el que conseguiría el premio del ascenso. Nuestro guardián asegura que “nos puede venir bien afrontar el partido atacando. Tenemos que sacar nuestras armas al cien por cien y no escatimar. El empate les vale y no sé cómo lo van a afrontar, me gusta el hecho de que tengamos que ir a por el partido”.

“Uno de los grandes problemas del domingo fue el calor. A mí me dio una insolación y estuve todo el viaje de vuelta con pastillas para el dolor de cabeza, sentía que me iba a estallar. El domingo toca de nuevo a las 12, yo no sé quién pone los horarios, pero se ve que no ha sido futbolista. Nosotros vamos a ir a por todas sea la hora que sea”

 “Es difícil, pero yo confío en la plantilla porque hemos demostrado que podemos estar en Segunda. Hay grandes personas y somos una gran familia”, sentenció el universitario.