Tomás Bellas, que jugó mermado por un proceso vírico, nos desvela las claves del inicio de temporada universitario

26 Octubre 2021

Tras la importante victoria ante Baskonia, Sito Alonso, destacó la labor encomiable de Tomás Bellas, que había apurado sin entrenar hasta el último momento, mermado por un virus que le llegó a producir 39 de fiebre. El jugador madrileño tenía claro que iba ayudar en la medida que pudiese al equipo. “Estaba convencido que iba a jugar. No sé cómo, pero tenía claro que a las 20:00 iba a estar en el Palacio de los Deportes. Yo le dije que iba a estar disponible para ayudar al equipo lo que pudiera.”

 

El base del UCAM Murcia ha querido destacar que no es nada inusual, ya que muchos de sus compañeros han vivido situaciones parecidas. “Se me ocurre Nemanja Radovic, que estuvo la temporada pasada que estuvo varios días con su hijo muy enfermo y quiso jugar, Augusto Lima que vivió una situación similar con su hija, cuantas veces ha jugado Sadiel Rojas con dolores... No es algo espectacular, somos una familia y a veces hay que arrimar el hombro”.

 

La palabra familia, es una de las más repetidas en las últimas ruedas de prensa, por parte de los jugadores universitarios. Bellas ha destacado una anécdota, que explica perfectamente esta unión. “Durante el partido pierdo un par de balones que no suelo perder y entonces me frustro. Y llega Jordan Davis, que tiene 24 años a calmarme y ayudarme, cuando en teoría soy yo el veterano. Es increíble la madurez que ha adquirido este jugador, también me pasa a continuación con Emi Cate. Es impresionante lo que estamos consiguiendo aquí todos juntos y si encima ganamos, mucho mejor”. Añade, que independientemente de los resultados, el equipo se lo pasa bien en los entrenamientos, en los partidos y en la convivencia. “Estamos disfrutando no solo porque estemos ganando. Ya veníamos disfrutando el año pasado en muchos momentos, aunque sufriéramos, y seguimos haciéndolo.”

 

Se completa de esta manera el mejor arranque de la historia del UCAM Murcia en la Liga Endesa. Son varias las claves, que forman la receta de la buena trayectoria. “Una es la unión del grupo como te he comentado, todos en el club remamos en la misma dirección, creo que los roles están muy definidos, el rendimiento de los jugadores creo que está siendo bueno y lo que quiere el entrenador de los jugadores creo que lo estamos entendiendo o él lo ha sabido transmitir.”

 

La afición no ha dudado en sumarse al apoyo desde inició la competición. “Jugando en casa con nuestro público apretando desde el minuto uno, además ahora que se va sumando cada vez más gente, es muy difícil que nosotros jugando bien, alguien nos pueda ganar en casa”.

 

Una trayectoria que no descentra al vestuario del trabajo que hay que realizar día a día. "Estamos encantados después de ganar. Pero al día siguiente estamos ya pensando en cómo podemos ganarle a Breogán. Creo que una de las claves es que este año nos estamos fijando en nosotros mismos. Estamos centrados en eso, no tanto en cuantas victorias vamos a tener en el futuro”.

 

Con paso firme y buen trabajo, el UCAM Murcia sigue disfrutando de la temporada.