El UCAM Murcia vence 71-67 a Baxi Manresa con una defensa maestra

21 Noviembre 2021

Después de caer ante Morabanc Andorra con una canasta sobre la bocina, el UCAM Murcia volvía a su tierra, a su feudo, al Palacio de los Deportes para recibir a Baxi Manresa en un encuentro importante de cara a las aspiraciones para la Copa del Rey. Los universitarios, con 6 victorias y 4 derrotas, buscaban, con el calor de su público, sumar un nuevo triunfo que los acercarse más a la competición copera. En frente, un Baxi Manresa que llegaba a Murcia con el mismo bagaje de triunfos y tropiezos y con ganas de sumar fuera de casa. 

Sito Alonso arrancaba con toda la pólvora en pista desde el minuto uno -Taylor, Davis, Rojas, Webb y Lima- para un partido que desde el minuto 1 se convertía en una caldera. La afición respondía a un UCAM Murcia que, al igual que Manresa, no empezaba nada acertado de cara al aro, pasando tres minutos de partido con 0-0 en el luminoso. Moneke, robándole la cartera a Sadiel Rojas, inauguraba una anotación a la que Lima, con dos jugadas bajo el aro, le daba un mordisco para colocar las primeras ventajas murcianas (4-2). La tensión se cortaba con un hilo y las defensas empezaban dominado a los ataques, llegando a los dos últimos minutos del primer periodo con 8-8. Webb, enchufadísimo en la faceta reboteadora, se hacía un hueco en el perímetro para sumar cinco puntos seguidos y levantar los aplausos de la afición local. Cate, imponiéndose en la zona, y Tomás Bellas, secando a Dani Pérez, cuajaban unos últimos compases muy buenos que permitían a los universitarios marcharse arriba al segundo cuarto (14-8).  

Tomás Bellas empezaba a comandar su festival desde la dirección de juego. Su criterio, experiencia e inteligencia se apoderaban del encuentro, lanzando a los murcianos hasta el +11, lo que forzaba a un resignado Pedro Martínez a pedir tiempo muerto (21-10). El base nacional, junto a McFadden y Czerapowicz, subía los decibelios de un público murciano completamente entregado. No obstante, los manresanos, con un juego muy vertical y dinámico, reaccionaban rápidamente con un parcial de 0-5 y obligaban a Sito Alonso a detener el partido. Thomasson y Bako, ambos con 4 puntos, encabezaban la anotación del conjunto visitante en el ecuador de un igualado segundo parcial. Baxi Manresa apretaba y los killers murcianos respondían a la propuesta. Isaiah Taylor, con 3 puntos, Davis, en contraataque, y Radovic, con su gancho de toda la vida, endosaban un parcial de 7-1 para provocar el segundo tiempo muerto de los visitantes en menos de dos minutos (28-16). Los “pequeños del UCAM Murcia” dinamitaban el partido, rompiendo los esquemas de un equipo manresano que reaccionaba de la mano de Moneke (8) y Sima (6) para rebajar diferencias al filo del descanso (32-26).  

El paso por vestuarios no mejoraba el acierto para los locales que, al igual que al inicio de partido, no conseguían anotar tras dos minutos de cuarto. Manresa, con cinco puntos seguidos, igualaba el luminoso y ampliaba el parcial a 0-15 desde finales del segundo cuarto. Sin embargo, cuando peor estaban las cosas para el UCAM Murcia (39-40), aparecían los capitanes Lima y Rojas para abanderar la ofensiva local y levantar el ánimo del Palacio de los Deportes. El encuentro empezaba a estar marcado por pequeños detalles como el rebote ofensivo, donde Bako (11) y Moneke (10) empezaban a imponerse. No obstante, Cate y Radovic (11) respondían con buenas acciones al poste y McFadden, algo desacertado en los primeros tiros, se entonaba al término del cuarto para colocar el 55-50 a falta de diez minutos.  

El UCAM Murcia arrancaba el último periodo enchufado gracias al apoyo y al empuje de la grada, que se convertía en el sexto jugador sobre la pista. Radovic, dando clases de baile en la pintura, y Czerapowicz, desde el perímetro, colocaban el +7 para los universitarios. Bako (15) y Moneke (15) se hacían inmensos en la zona y generaban problemas a la excelsa defensa murciana, pero la irrupción en partido de Taylor calmaba la reacción manresana y ponía el 64-56 a 5 minutos para la conclusión. Las faltas, protagonistas en el último parcial, entraban en escena a favor de Manresa, que se beneficiaba del 6 a 2 en personales tras 7 minutos de juego. Sin embargo, el trío Taylor-Radovic-Cate se combinaba para seguir sumando y dejar el encuentro muy a favor a dos minutos para acabar (68-61). El rebote (38-46) mantenía vivo a Baxi Manresa, pero la inteligencia de Bellas y la verticalidad de Davis cerraban la séptima victoria de la temporada del UCAM Murcia (71-67). Triunfo de muchos quilates para los universitarios que dan un paso más hacia la Copa del Rey derrotando a un rival directo. Radovic, 17 puntos, 5 rebotes y 22 de valoración, Cate, 9 puntos, 7 rebotes y 16 de valoración, y Lima, 6 puntos, 5 rebotes y 13 de valoración, los mejores del cuadro visitante.