Jordan Davis asegura que el equipo tiene todos los condicionantes para ser muy competitivo

07 Octubre 2021

A tres días de afrontar la quinta jornada de la Liga Endesa, Jordan Davis, ha comparecido en rueda de prensa para hacer balance de lo que se lleva de momento disputado de competición. Es muy positivo con el trabajo realizado y el equipo que se ha confeccionado. “Tenemos un equipo muy talentoso y estamos en muy buena dinámica. La principal diferencia con la temporada pasada es que cada uno tiene muy claro su rol, sabemos lo que tenemos que hacer y cuando todas las piezas estén acopladas, nuestro límite es el cielo”. El jugador americano matiza explica esta frase. “Cuando digo que el cielo es el límite, me refiero a que tenemos un equipo muy dinámico en el que muchos jugadores pueden tirar de tres, somos muy físicos y tenemos muy buen ambiente. Cuando jugamos como un equipo, somos capaces de remontar en la pista del Barça o del Valencia Basket, diferencias considerables. Esto nos lleva a ser muy competitivos”.

El próximo encuentro, el equipo de Sito Alonso recibe a Surne Bilbao Basket, con la intención de seguir construyendo el buen trabajo que se ha realizado en las primeras jornadas. El equipo es consciente de que el rival vendrá “hambriento” ya que no conoce la victoria hasta el momento. “Estamos centrados en las cosas que tenemos que hacer bien. Sabemos que Bilbao tiene talento y mucha hambre, pero nosotros tenemos que preocuparnos especialmente por seguir a la perfección nuestro plan de juego.”

Tras su segunda temporada en Murcia, Jordan Davis especifica que cosas ha mejorado y cuál es su rol exacto en el esquema universitario. “Mi rol siempre ha sido el de inyectar mucha energía en la pista tanto en ataque como en defensa. Creo que la principal diferencia con respecto a la temporada pasada, es que tengo que asumir más liderazgo. Para lograr esto lo que estoy haciendo es tener la máxima comunicación tanto con el entrenador como con el resto de compañeros”. Además, añade como ha cambiado en el equipo el hecho de jugar con público en casa. “El baloncesto se vive diferente cuando tienes a gente en la grada. Poco a poco hemos ido viendo más público y estamos muy contentos por ello, porque nos contagian mucha energía en la pista y es muy importante. Me encanta hacerlos disfrutar”.