El UCAM Murcia resiste al empuje del conjunto vasco para terminar imponiéndose con un gran acierto desde el triple (92-87) 

10 Octubre 2021

El UCAM Murcia repetía en el Palacio por segunda semana consecutiva. El equipo universitario quería regalarle el tercer triunfo de la temporada a su afición tras caer en los últimos instantes ante Unicaja de Málaga. Para ello, debían batir a un Surne Bilbao Basket necesitado de victorias tras sumar 4 derrotas en los 4 primeros partidos de la Liga Endesa 21/22.   

Sito Alonso modificaba el puesto de escolta con la entrada de Davis por McFadden tras tres encuentros consecutivos repitiendo quinteto inicial -Taylor, Davis, Rojas, Webb y Lima-. El técnico universitario apostaba por un cinco más físico y defensivo para un partido que arrancaba con el UCAM Murcia enchufado desde el 6.75. Los bilbaínos se apoyaban en Goudelock (6), fichaje estrella esta temporada, para intentar frenar el vendaval de juego del conjunto local (18-8), pero la verticalidad y el acierto de Davis (8) y Taylor (6) arramblaba con todo a su paso en los primeros instantes de partido. Lima, Sadiel y Webb leían a la perfección las ventajas generadas por sus compañeros y, con un gran baloncesto coral, obligaban a Mumbrú a parar el partido. Los visitantes, con la aparición de Rafa Luz recortaban algo las diferencias, pero la entrada de la segunda unidad, con McFadden y Bellas aportando desde el 6,75, ponía el +10 al término del primer cuarto (26-16).  

Surne Bilbao Basket salía al segundo periodo mordiendo en ambos lados de la cancha. Su juego interior, más incisivo en el rebote, hacía mucho daño a los hombres grandes del equipo murciano, que veía cómo la renta bajaba hasta el +4. Sin embargo, Radovic sacaba pecho y con una gran inteligencia en la zona, palmeaba dos rebotes ofensivos para colocar el 30-22 tras el tiempo muerto solicitado por Sito Alonso. El acierto desde el 6.75 cambiaba de lado, beneficiando a Bilbao y perjudicando a un UCAM Murcia que no terminaba de marcharse en el luminoso. El equipo vasco no titubeaba y aprovechaba las dudas ofensivas de los murcianos para volver a acercarse a solo 4 puntos con Bigote (9) y Rafa Luz (6) en estado de gracia. Taylor (8) y Lima volvían a levantar al Palacio con dos canastas de mucho mérito, pero la falta de intensidad en defensa (solo 5 personales) lastraban a un conjunto universitario que se marchaba “solo” + 4 al descanso (39-35). 

El UCAM Murcia necesitaba subir el listón en la faceta defensiva para frenar las penetraciones y los tiros liberados de un Surne Bilbao Basket liderado por Andrew Goudelock (11). Y para ello aparecía la figura de Jordan Davis. El escolta universitario (17) salía de vestuarios con la intensidad y el acierto de la primera parte, sumando 7 puntos consecutivos que ponían en pie al público presente en el Palacio de los Deportes. Sin embargo, la dinámica no era muy positiva para los murcianos, que se mosqueaban por el cambio de criterio arbitral tras el descanso (5 faltas a 0 en 5’ de juego) y veían como Surne Bilbao Basket le daba la vuelta al marcador con un parcial de 0-9. Las rotaciones no funcionaban y el ambiente empezaba a calentarse tras varios encontronazos sobre la pista. No obstante, Bellas y Radovic (8) tiraban de sangre fría y experiencia para rebajar la renta y mandar el encuentro con todo por decidirse al último periodo (59-60).  

El cuarto y definitivo parcial empezaba con el Palacio enchufado y con los francotiradores murcianos en modo killers. Chris Czerapowicz (6) y McFadden se combinaban para sumar 5 triples seguidos en cuatro minutos de cuarto y colocar el +5 que obligaba a Álex Mumbrú a parar el partido (74-69). El feudo universitario se convertía en una caldera y empezaban a ganar importancia los pequeños detalles. Goudelock (19) y Bigote (18), referentes ofensivos de los visitantes, respondían de forma instantánea con cinco puntos consecutivos, entrando a los últimos tres minutos con máxima igualdad en el marcador (80-81). Taylor (14) y Radovic (13) se echaban el equipo a la espalda y anotaban para los intereses universitarios a un minuto para la conclusión (86-84). El ambiente, como una olla a presión, explotaba sobre la pista, donde se organizaba una pequeña tangana que terminaba con dos técnicas (Radovic y Goudelock) y dos antideportivas (Lima y Delgado). Sin embargo, el UCAM Murcia se olvidaba de polémicas y con un Isaiah Taylor diferencial (18), colocaba el +5 a 18 segundos para la conclusión. Bilbao se resistía y, desde el tiro libre, se acercaba hasta los tres puntos, pero Thad McFadden, dinamitador del encuentro en la segunda parte, cerraba la tercera victoria de la temporada del UCAM Murcia desde el 4.60 (92-87). Jordan Davis, 17 puntos y 18 de valoración, Taylor, 18 puntos, 6 asistencias y 19 de valoración, Radovic, 13 puntos, 8 rebotes y 20 de valoración, y McFadden, 16 puntos, los mejores del cuadro local.