27 Abril 2021

El pasado 24 de septiembre, el UCAM Murcia consiguió una cómoda victoria en casa ante el Estudiantes. Un partido que, en condiciones normales, no pasaría a la historia. Pero Sito Alonso, en los últimos segundos del encuentro, llamó del banquillo a un joven alero alto, rubio y con cara de niño, que desde ese momento entraría en la historia del club. Wilhelm Falk, de 17 años y 91 días, se convertiría en el debutante más joven de la historia del CB Murcia en la primera categoría del baloncesto español, en los más de 35 años de trayectoria del club.

 

Falk llegó a Murcia en marzo de 2020 procedente del Stella Azzurra Roma, siendo inicialmente formado en el Boras Basket de su Suecia natal. Sin haber cumplido aún la mayoría de edad y en edad junior, pertenece a la plantilla del UCAM Murcia EBA, y entrena a diario con el primer equipo de ACB.

 

“Es genial porque aprendo del staff de ACB y del EBA. Son dos mundos diferentes y es muy bueno para mí”. Falk nos cuenta además que fue un honor simplemente estar en la convocatoria, y más aún salir a pista. “Pensaba que llegaría algún día, pero no tan pronto”. No obstante, Falk no ha podido presenciar todavía a la afición murciana llenando el Palacio, y espera poder verlos pronto de vuelta.

 

Más de 3000 kilómetros separan a Will de su Sunnersberg natal, donde se encuentra su familia. A pesar de ello, siguen animándole desde la distancia. Nos cuenta que su familia lo es todo para él y que sin su apoyo no habría llegado hasta aquí. No es fácil para un joven de 17 vivir tan lejos de casa, pero Falk ya está acostumbrado. Después de llegar a Italia con 15 años y tras más de dos años en el país transalpino, la adaptación a España ha sido mucho más fácil.

 

Will, que actualmente se encuentra recuperándose de una lesión en su rodilla, no ha podido disfrutar de la oportunidad de seguir sumando minutos en Liga Endesa como recientemente sí han hecho sus compañeros del Grupo de Élite. A pesar de ello, se siente un privilegiado por poder trabajar con Sito Alonso. “Siempre nos pide el 100%. Que juguemos con actividad, dándolo todo en defensa. Está muy pendiente de los jóvenes para que mejoremos”.

 

Benjamín Martínez, 30 años de récord

 

Recibimos en las instalaciones a Benjamín Martínez, antiguo poseedor del récord de debutante más joven de la historia del club. Ahora es profesor de inglés, “nunca se me ocurrió dejar mis estudios”, y con él vienen también su hijo y su hija, ambos jugadores de la cantera del UCAM Murcia. Sigue muy ligado al deporte. Viene en ropa deportiva y vemos a un hombre en un estado físico fantástico. En la actualidad, se dedica al ciclismo de carretera como afición.

 

Su debut se produjo en el año 90 en Sevilla, contra el Caja San Fernando, en el entonces denominado Juver Murcia. También tenía 17 años y lo hizo de la mano del mítico Moncho Monsalve. Recuerda, con cariño, a algunos de sus compañeros de aquel equipo. “Julio Torres, Paco Martín, Nacho Suárez, Clavero…”.

 

Benjamín siempre tuvo los pies en el suelo. “No pensaba que por debutar fuera a ser una estrella”. “Una cosa es llegar y otra es consolidarse”. Doblaba, al igual que Falk, los entrenamientos con el filial y el equipo sénior. “Entrenaba 4 horas todas las tardes, dos entrenamientos seguidos. Luego los juniors más destacados entrábamos en la convocatoria en los partidos de casa”.

 

Para la realización de este reportaje han podido juntarse en el palacio de los deportes los dos debutantes más jóvenes de la historia del club. Martínez charla, en un perfecto inglés, con Falk. Le aconseja que se dedique a disfrutar y a trabajar duro. Que no piense en ser una estrella y que viva el momento.