El equipo universitario recibe la visita de un Jumilla renovado, que viene de ganar su último partido ante el Real Betis B
29 Enero 2016
El equipo universitario recibe la visita de un Jumilla renovado, que viene de ganar su último partido ante el Real Betis B.

J.F. Frutos Casado

Estudiante del Grado en Periodismo

El rival del Universidad Católica de Murcia CF, el FC Jumilla, llega a La Condomina con varias caras nuevas en un vestuario renovado que busca eludir los puestos de descenso, en los que se mantiene a pesar de ganar su último compromiso liguero por 1-0 al Real Betis B. Los universitarios quieren seguir sumando puntos para mantenerse en los puestos altos de la clasificación, alejándose poco a poco del quinto y, si se puede, mirar al liderato de reojo.

La situación en la tabla del Jumilla hace que necesite conseguir puntos para salir de la zona roja. Sin embargo, el conjunto vinícola sufre mucho lejos de su estadio. De once partidos disputados a domicilio, ha ganado uno, empatado otro y perdido nueve. Sin embargo, el aire fresco que han traído las incorporaciones le convierte ahora mismo en un equipo imprevisible y, por tanto peligroso.

No obstante, a favor del conjunto universitario juegan los datos: los hombres de José María Salmerón son los que menos goles han recibido en todo el campeonato del grupo IV, solo 12. Así, y con esa solidez característica de un equipo al que le gusta tener la posesión y llevar la iniciativa del juego, el UCAM CF buscará alcanzar los tres partidos consecutivos sumando para no dar facilidades al quinto clasificado. La novedad de los futbolistas azul y dorado podría ser Titi, el delantero murciano que, lesionado de larga duración el pasado mes de marzo, tiene la oportunidad de volver a su primera convocatoria en casi un año.

El partido que acogerá La Condomina es un encuentro, por tanto, de contrastes. El equipo de Salmerón quiere seguir mostrándose como un equipo candidato al playoff de ascenso