05 Abril 2016

Por Gonzalo Culebras, alumno de la UCAM

Un líder es el que se queda a la intemperie, en medio del temporal, y maneja el timón del barco cuando más oscuro es el horizonte. En el fútbol, esas figuras de liderazgo con carácter ganador y ejemplo de personalidad son absolutamente claves. Son pequeños faros en el negro mar que evitan que la boca de lobo se cierre en torno a un equipo. Su sostén, su alma.

A Tekio podríamos situarlo por ahí, entre las olas que bravan, manteniendo, junto a sus compañeros, una de esas pequeñas porciones de luz. Desde que llegó al cuadro murciano, el joven y a la vez veterano jugador -tiene solo 25 años- ha estado comprometido con el ilusionante proyecto del club y ha ido adquiriendo una experiencia prometedora de cara al futuro, además de acabar consagrándose como uno de los futbolistas más importantes en la plantilla del equipo universitario.

Natural de Molina de Segura, Sergio Blázquez Sánchez, más conocido como Tekio, aterrizó en las filas universitarias en el año 2013 para convertirse en una pieza indiscutible en el lateral derecho del cuadro murciano. Durante esta campaña, el ahora entrenador del UCAM CF, José María Salmerón, ha contado con él en 31 ocasiones, todas ellas como titular, sumando un total de 2.739 minutos con la elástica universitaria.

Su carrera como profesional comenzó en el año 2011 con el Real Valladolid en Segunda División. El jugador molinense ha ido acumulando, desde entonces, grandes recuerdos como futbolista, como por ejemplo sus actuaciones con el equipo pucelano en la categoría de plata ante grandes equipos como el Celta, Las Palmas o el Elche, entre otros. A estos pequeños tesoros hay que sumar su debut con el UCAM CF, principio de un idilio que, de momento, no tiene visos de terminar.

La llegada de Tekio ha significado, desde entonces, solo éxitos para el club, incluido el ascenso a Segunda B. El jugador de Molina de Segura, que ha desechado ofertas por continuar en la disciplina universitaria, también fue partícipe de una temporada 14/15 para enmarcar donde los hombres de azul y dorado alcanzaron la segunda posición en la tabla y batallaron en un duro playoff por subir a Segunda A. El lateral derecho acumuló un total de 33 encuentros como titular a las ordenes de Eloy Jiménez, sumando 2.970 minutos.

Tekio ya es, sin lugar a dudas, clave en el vestuario del UCAM CF. Un jugador fundamental dentro y fuera del campo, que aporta cariño y hace grupo, un hombre referencia y un pequeño líder comprometido con un proyecto que ha ayudado a construir con sus propias manos.