• Gaditanos y universitarios quieren retomar la senda de las victorias
  • El UCAM Murcia vuelve al campo en el que se proclamó campeón del grupo IV de 2ªB
21 Octubre 2016
Gaditanos y universitarios quieren retomar la senda de las victorias

El Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol visita este domingo (18h) al Cádiz, en lo que supondrá la vuelta del equipo de Salmerón al Ramón de Carranza, estadio en el que se proclamó campeón del grupo IV de Segunda División B hace unos meses, inicio de un sprint final que acabó en el ascenso a LaLiga 1|2|3. Será, por tanto, una tarde de reencuentros, ante un rival con el que se ha visto las caras varias veces en las últimas campañas, todas ellas de bronce, y con los puntos, ya que los universitarios esperan volver a sumar después de dos derrotas consecutivas en el torneo doméstico (2-0 en Getafe y 0-2 contra el Reus).

Después de unos meses intensos en los que ambos conjuntos han comenzando a competir en el fútbol profesional, volverán a verse las caras en clara pugna por unos ansiados puntos. Los gaditanos necesitan sumar para eludir los puestos de descenso, en los que se encuentran actualmente, ya que ocupan la decimonovena plaza tras cuatro jornadas consecutivas sin conocer la victoria, en las que han conseguido dos puntos de doce posibles.

El Cádiz afronta este partido con la baja de su máximo goleador, Ortuño, que vio la cartulina roja en la pasada jornada, durante el 1-1 que su equipo consiguió en Tenerife. No obstante, Güiza, Carlos Calvo, Abel, Mantecón, Alberto Cifuentes o Aridane, entre otros, dan forma a un peligroso rival que espera retomar la senda de la victoria con su gente.

Enfrente, un UCAM Murcia que llega con sensaciones encontradas tras dos derrotas consecutivas en LaLiga 1|2|3, pero con el espaldarazo de confianza que le dio la épica victoria en Mallorca en la Copa del Rey. Los universitarios están decimosextos con once puntos y también tienen entre ceja y ceja volver a sumar para cortar una miniracha de partidos perdidos que no quieren prolongar más allá de las dos semanas.

En definitiva, se espera un partido vibrante en el Ramón de Carranza, que enfrentará a dos rivales que buscan un cambio de rumbo en sus caminos.