26 Septiembre 2018

El FC Jumilla será el rival de esta jornada para un UCAM Murcia que llega lanzado con cuatro victorias ligueras a la espalda. Los vinícolas, necesitados de buenos resultados, tratarán de conquistar La Condomina para reconducir su situación después de un mes sin conocer la victoria.

Este Jumilla está dirigido por Leonel Pontes, técnico portugués formado en las categorías inferiores del Sporting de Lisboa y que incluso fue asistente en el cuerpo técnico de su selección entre 2010 y 2014. Como primer entrenador, trabajó en el Panetolikos griego, el Al-Ittihad Al-Iskandary egipcio, y el Debreceni Vasutas Sport Club húngaro.

No ha sido un buen arranque para el Jumilla, que a pesar de ganar 1-0 en su estreno al Talavera, sumó dos empates en las jornadas 2 y 3 frente al Linense y al Recreativo Granada respectivamente, y arrastra dos derrotas en las últimas dos semanas ante el Don Benito (2-0) y el Cartagena (1-3), por lo que suma 5 puntos y se sitúa en la 15ª plaza del grupo IV.

Tres jugadores del Jumilla militaron en el UCAM Murcia. Edu Luna, el más reciente, abandonó la disciplina universitaria este verano tras jugar cedido en el Arenas de Getxo la pasada campaña. Se unen al joven central los veteranos, y miembros de la mítica plantilla que consiguió el ascenso a 2ªA en 2016, Ángel Robles y Manolo.

También forman parte de esta plantilla jugadores de contrastada calidad para esta categoría como Carlos Álvarez, Óscar Rico y Mario Marín, entre otros, y futbolistas cedidos por el Wolverhampton como Randall, Stevenson, Simpson y Wilson, jóvenes promesas del fútbol inglés.

En definitiva, se trata de un equipo que mezcla la insultante juventud de varios de sus miembros con la experiencia y el aplomo de jugadores que conocen muy bien la categoría. A los mandos de esta mezcla, Leonel Pontes, que tiene ante sí el reto de alcanzar, una temporada más, la permanencia en el grupo IV de Segunda División B.