16 Abril 2019

El Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol recibe esta jornada, por primera vez en la historia, al Ibiza en La Condomina a partir de las 12h del domingo. El cuadro balear llega en séptima posición con 50 puntos y apura sus opciones de playoff, del que le separan actualmente 9 cuando faltan por jugarse 15.

Los hombres de Pablo Alfaro alcanzan la jornada 34 tras ganar por la mínima, 1-0, al Cartagena en Can Misses con gol de Miguel Núñez en la segunda parte. Por tanto, llegan en buen estado de moral, culminada por esa victoria, y trabajada en las últimas seis jornadas, en las que solo ha perdido un partido. La racha del Ibiza, por tanto, es de dos partidos ganados y tres empatados en esas últimas seis semanas.
 
En el cómputo global, el Ibiza suma más de la mitad de sus puntos como local (nueve victorias y cuatro empates). Fuera de las Islas Baleares, el cuadro de Alfaro es uno de los equipos que más empates acumula (siete), habiendo conseguido además cuatro victorias y cinco derrotas.
 
Cabe destacar que lejos de su estadio no gana desde el 20 de enero, cuando derrotó al Atlético Sanluqueño por 0-1. Desde entonces acumula cuatro empates (Recreativo de Huelva, El Ejido, Linense y Don Benito) y dos derrotas (Badajoz y Marbella).
 
En el aspecto individual, destaca la presencia en la plantilla del Ibiza de Unai Albizua, defensor que jugó en el UCAM Murcia en la temporada 2016/17, en LaLiga 1|2|3; y de Fran Grima, que jugó en el cuadro universitario en el segundo tramo de la 2017/18. Este último, además, es uno de los hombres con más minutos de la escuadra balear, junto con Gonzalo, Miguel Núñez, Iosu Villar, Rodado, Cirio...
 
El UCAM Murcia deberá estar muy atento ante un Ibiza que marca la mayoría de sus goles en los momentos clave de los partidos. Casi la mitad de sus tantos a favor los acumula en la primera media hora, afectando así al desarrollo de los partidos, mientras que casi la otra mitad se producen en el último tramo.
 
En líneas generales, el Ibiza encarna a un peligroso rival que, aunque aún se encuentra algo lejos del playoff, aún mantiene opciones de clasificación para las eliminatorias por el ascenso. Además, una victoria en La Condomina podría dejarle el cuarto puesto a seis puntos, por lo que los de Alfaro tienen esta jornada marcada en rojo.
 
El Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol recibe esta jornada, por primera vez en la historia, al Ibiza en La Condomina a partir de las 12h del domingo. El cuadro balear llega en séptima posición con 50 puntos y apura sus opciones de playoff, del que le separan actualmente 9 cuando faltan por jugarse 15.
 
Los hombres de Pablo Alfaro alcanzan la jornada 34 tras ganar por la mínima, 1-0, al Cartagena en Can Misses con gol de Miguel Núñez en la segunda parte. Por tanto, llegan en buen estado de moral, culminada por esa victoria, y trabajada en las últimas seis jornadas, en las que solo ha perdido un partido. La racha del Ibiza, por tanto, es de dos partidos ganados y tres empatados en esas últimas seis semanas.
 
En el cómputo global, el Ibiza suma más de la mitad de sus puntos como local (nueve victorias y cuatro empates). Fuera de las Islas Baleares, el cuadro de Alfaro es uno de los equipos que más empates acumula (siete), habiendo conseguido además cuatro victorias y cinco derrotas.
 
Cabe destacar que lejos de su estadio no gana desde el 20 de enero, cuando derrotó al Atlético Sanluqueño por 0-1. Desde entonces acumula cuatro empates (Recreativo de Huelva, El Ejido, Linense y Don Benito) y dos derrotas (Badajoz y Marbella).
 
En el aspecto individual, destaca la presencia en la plantilla del Ibiza de Unai Albizua, defensor que jugó en el UCAM Murcia en la temporada 2016/17, en LaLiga 1|2|3; y de Fran Grima, que jugó en el cuadro universitario en el segundo tramo de la 2017/18. Este último, además, es uno de los hombres con más minutos de la escuadra balear, junto con Gonzalo, Miguel Núñez, Iosu Villar, Rodado, Cirio...
 
El UCAM Murcia deberá estar muy atento ante un Ibiza que marca la mayoría de sus goles en los momentos clave de los partidos. Casi la mitad de sus tantos a favor los acumula en la primera media hora, afectando así al desarrollo de los partidos, mientras que casi la otra mitad se producen en el último tramo.
 
En líneas generales, el Ibiza encarna a un peligroso rival que, aunque aún se encuentra algo lejos del playoff, aún mantiene opciones de clasificación para las eliminatorias por el ascenso. Además, una victoria en La Condomina podría dejarle el cuarto puesto a seis puntos, por lo que los de Alfaro tienen esta jornada marcada en rojo.