06 Octubre 2017

Lluís Planagumà tiene este domingo un partido especial. El técnico barcelonés hará 200 encuentros oficiales en liga ante el Lorca Deportiva, cifra redonda que hará en la disciplina del UCAM Murcia tras entrenar a los filiales del Granada, el Español y el Villarreal.

Fue en la cantera del submarino amarillo donde comenzó a entrenar en la categoría de bronce, en la 2012/13, cuando solo tenía 32 años. Planagumà debutó precisamente ante el Español B en un partido que los pericos ganaron 0-2.

Aquella temporada, el filial del Villarreal sumó 13 victorias, 15 empates y 12 derrotas para quedar en un meritorio 9º puesto. Allí trabajó otra temporada más, consiguiendo el 11º puesto en la 2013/14.

El Español le firmó en 2014 para su filial, dada su experiencia con los jóvenes talentos y la proyección que ya mostraba. Se trató de un retorno, pues Planagumà ya había trabajado anteriormente en las categorías inferiores del club perico. Esa temporada clasificó en el puesto 11 del grupo 3 de Segunda B. En el Español B estuvo otra temporada más, la 2015/16, la cual acabó en la 12ª posición.

En el verano de 2016 llamó la atención del Granada, que buscaba un entrenador con su perfil para formar a los talentos rojiblancos. Esa temporada, en el siempre difícil grupo 4, alcanzó la 8ª plaza con 14 victorias y 60 goles a favor, siendo el equipo más anotador.

Esa campaña, además, tuvo que hacerse cargo del primer equipo durante una semana tras el despido de Lucas Alcaraz en una situación deportiva muy complicada. Planagumà debutó en Primera, por tanto, en el Nuevo Los Cármenes ante el Leganés, pero cayó derrotado por 0-1.

Este verano, el entrenador barcelonés tomó la decisión de buscar un reto mayor y en su camino apareció el UCAM Murcia, que lo puso al frente del nuevo proyecto tras el descenso a Segunda División B. Con el cuadro universitario buscará los playoff de ascenso en una de las temporadas más difíciles y con mayores presupuestos de los últimos años.

¡Felicidades, míster!