El técnico del juvenil A junto a sus capitanes analiza lo que ha sido el 2016
 

31 Diciembre 2016
El técnico del juvenil A junto a sus capitanes analiza lo que ha sido el 2016

El Juvenil A del Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol cierra un año inolvidable en el que consiguió la permanencia en el temporada 2015/16, y ahora, en su segundo año en División de Honor, busca repetir la hazaña gracias a la unión que se ha creado dentro del vestuario.

Con una undécima posición, pero con la salvación matemática con varias jornadas de antelación, el conjunto de Julio Cardozo consiguió la permanencia en su debut en División de Honor. La experiencia obtenida en su primer año en la máxima categoría del fútbol juvenil ayudó a la entidad universitaria a buscar los ingredientes necesarios, fuera y dentro de su cantera, para confeccionar una plantilla ambiciosa capaz de ilusionar a sus aficionados en esta temporada 2016/17: “Éramos conscientes que en una categoría tan exigente y frente a rivales como Villarreal, Valencia o Atlético de Madrid entre otros, nuestra misión era forma un grupo de futbolistas con talento y calidad para plantar cara a cualquier rival y poder conseguir nuestros objetivos”, afirmó el técnico universitario. 

Durante los dos meses de verano, los pupilos de Julio Cardozo firmaron una pretemporada exitosa con siete victorias y una sola derrota ante rivales exigentes, pero “dentro del nivel que nos habíamos encontrado la temporada anterior”, como nos aseguró el entrenador. Además añadió: “Estoy muy contento con el grupo humano que hemos confeccionado. Para nosotros la meta es la salvación, pero viendo el nivel de estos futbolistas pienso que este equipo puede luchar por cosas muy importantes”.

Con el inicio de la competición, todo ese esfuerzo se vio recompensado con buenos resultados, tanto sobre el terreno de juego como en la clasificación. Los universitarios comenzaron sumando siete puntos de los doce posibles ante rivales como el Levante, Hércules, Elche y Albacer. Un comienzo de Liga que colocaba al UCAM Murcia entre los cinco mejores del Grupo VII de División de Honor. Sin embargo, según el míster, el partido frente al Real Murcia marcó un antes y un después en la primera vuelta del campeonato regular: “En los primeros partidos de Liga el equipo compitió muy bien, aunque ante el conjunto grana se produjo un punto de inflexión. El equipo dio la cara ante todos los rivales de esta categoría, pero en ese duelo, los pimentoneros fueron mejores y nuestra plantilla pasó una racha negativa de resultados. Siempre he mostrado mi apoyo a mis futbolistas. Los chicos estaban trabajando bien en cada entrenamiento y solo necesitábamos que la suerte cambiara a nuestro favor.  Ahora tenemos que seguir esforzándonos al máximo nivel porque lo mejor está aún por llegar”, explicó.

La ilusión y la entrega de esta plantilla, a lo largo de cada semana, ha hecho que esta dinámica cambie por completo. Los jugadores del UCAM Murcia CF llevan once jornadas sin perder y ante el Levante, en el primer encuentro de la segunda vuelta del campeonato, consiguieron sumar tres puntos valiosos para salir de los puestos de descenso. Cardozo remarcó que este logro se debe a que “este vestuario cree mucho en su trabajo. Estos chicos están unidos y en ningún momento nadie ha bajado los brazos o se ha dado por vencido”.

Desde dentro del vestuario, Francisco Carrillo, capitán del Juvenil A, remarcó las claves de este equipo en “la unión y el apoyo que existe desde dentro” y confirmó que “estamos con confianza y motivación para realizar una gran segunda vuelta”.  Para este 2017, el tercer capitán del UCAM Murcia, Juan Serrano, dejó patente sus deseos para el nuevo año: “Solo pensamos en la permanencia, pero este grupo es ambicioso y quiere estar en lo más alto de la clasificación”.