El centrocampista podría reaparecer este domingo tras superar una lesión muscular.
12 Mayo 2016
El centrocampista podría reaparecer este domingo tras superar una lesión muscular.

Después de que certificara de forma matemática la primera posición en la tabla ante el Cádiz, el Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol afronta el último compromiso liguero ante la Real Balompédica Linense  en La Condomina (domingo, 18:00h) sin nada en juego y con el campeonato en el bolsillo. No obstante, los hombres de Salmerón no piensan en relajarse e insisten en acabar la campaña regular con el mayor número de puntos posible.

En este sentido, Julio de Dios, quien acaba de recuperarse de una lesión muscular que le ha tenido en el dique seco las últimas semanas, compareció ante los medios de comunicación para señalar que, aunque no haya nada en juego este domingo, “queda una jornada y tenemos que acabar la Liga con la máxima seriedad”.

Desde que llegara en el mercado de invierno, Julio de Dios no ha tenido continuidad sobre el césped por culpa de las lesiones. Ahora, en perfecto estado y entrenando con sus compañeros, tiene buenas vibraciones: “Ya está todo olvidado. Estoy de nuevo a disposición del entrenador para cuando él lo crea necesario”, señaló. El centrocampista, que podría reaparecer ante el Linense, tiene el objetivo de sumar minutos y “coger ritmo de cara a las eliminatorias del playoff”.

Julio de Dios, al igual que el resto de sus compañeros, es cauto ante la final por el ascenso: “Los campeones del grupo siempre son lo más difíciles. Seguro que tendremos enfrente a un rival complicado y debemos afrontarlo con las máximas garantías desde ya mismo”.

Sobre la posibilidad de disputar la ida o la vuelta ante su afición, afirma que “prefiero el segundo partido en La Condomina porque eso nos dará un plus de motivación”. El centrocampista recuerda que “en 2013 jugué por ascender con el Alcoyano contra el Éibar. Primero jugamos en casa y quedamos empate a dos. Luego, en la vuelta, ganábamos por la mínima y en el último minuto nos igualaron y nos echaron del playoff”.