El técnico del Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol está muy satisfecho con la primera semana de trabajo de sus jugadores
19 Julio 2015

Superada ya la primera semana de trabajo, el Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol 2015/16 empieza a coger el pulso de la pretemporada. José María Salmerón, técnico del conjunto universitario, ha tenido tiempo para empezar a conocer a sus jugadores. El trabajo físico ha tenido un mayor protagonismo estos días pero poco a poco, el preparador almeriense quiere dejar su impronta en el estilo de juego del equipo.

De momento, tras seis días de trabajo intenso, las sensaciones de Salmerón son muy positivas: "Estoy muy contento. Está trabajando muy bien todo el equipo. No hemos tenido ningún problema de lesiones, que es importante. Nos estamos adaptando todos, hemos hecho nueve sesiones de trabajo y la verdad es que estamos contentos con la evolución del equipo".

Llega el tiempo de trabajar duro para que los jugadores lleguen al primer partido de competición en las mejores condiciones posibles: "Este mes y medio es muy importante porque pones las bases para lo que será la temporada. Nos centramos en el trabajo aeróbico, en la fuerza, en la agilidad, en la velocidad pero también es el momento de poner el sello de identidad que queremos: ser un equipo equilibrado, que presione bien y que juegue bien".

Un factor clave para Salmerón ha sido iniciar la pretemporada con su plantilla casi al completo: "Partíamos ya con una base importante de la temporada pasada. Prácticamente tenemos ya la plantilla cerrada y eso es muy importante para el trabajo de preparación que estamos haciendo".

Estos días es clave ir conociéndose poco a poco y saber las rutinas que ya existían con los jugadores que siguen de la campaña anterior: "Estamos en un mes de adaptación mutuo, de ellos a mí y de mí a ello. Obviamente hay cosas positivas de la temporada pasada que hay que mantener".

Reforzar todo lo que funciona e intentar superar las debilidades para afrontar una campaña que se presenta muy difícil, con equipos muy potentes en el Grupo IV de Segunda B: "Este año el grupo es muy fuerte y muy complicado pero creo que va a ser beneficioso para todos. Será una liga muy competitiva y atractiva para el espectador".