El lateral izquierdo no se corta y admite que disparó a puerta en el córner que acabó con su gol olímpico ante el Real Betis B
Suma 9 tantos en Liga, una cifra espectacular para un defensa
08 Febrero 2016
El lateral izquierdo no se corta y admite que disparó a puerta en el córner que acabó con su gol olímpico ante el Real Betis B.
Que Góngora es un defensa particular ya no lo discute nadie. Su proyección ofensiva es, a todas luces, un espectáculo para la Segunda División B. Su zurda, un regalo para este deporte. Ayer sumó su -atención- noveno gol en Liga, un hito al alcance de muy pocos. Jumilla (en dos ocasiones), Granada B, Algeciras, Villanovense, Real Murcia, San Roque de Lepe (otras dos) y ayer el Betis B, han probado cómo sabe que un lateral zurdo sea el arma secreta del Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol. El filial verdiblanco, además, encajó el zarpazo de Góngora en forma de gol olímpico. Y el malagueño no se corta: "reconozco que chuté a portería".
 

El lateral siempre ha sido un futbolista que ha mirado a la portería rival con mala idea. Hace tres temporadas se desmarcó como goleador en la Cultural Leonesa con cinco tantos. Luego, ya como universitario, hizo cuatro goles. Pero ha sido esta campaña cuando ha engrasado el fusil para convertirse en un francotirador de élite al que todo el mundo teme y admira a partes iguales.

Sus goles están siendo vitales para el UCAM CF, pues le han dado doce puntos en partidos ajustados como los 2-1 ante FC Jumilla y Villanovense en la primera vuelta, el 1-0 contra el Betis B, y los empates frente al Granada B, San Roque de Lepe y FC Jumilla (segunda vuelta).

Puro talento

"Lo llevo dentro desde que nací", afirma Góngora. La práctica, lógicamente, le ha hecho perfeccionar su técnica, pero cuenta que "desde pequeño metía goles de falta". Quizá su referente en cuanto al lanzamiento de golpes francos, Juninho Pernambucano, haya podido influir algo en su estilo: "Jamás he visto tirar las faltas como lo hacía él. Además desde cualquier posición".

Sin embargo, Góngora no solo está destacando por el apartado goleador. Como si se apellidara Campazzo, el universitario atesora seis asistencias en su bota izquierda, que han permitido a sus compañeros perforar las porterías rivales. Aunque de momento, y tal y como él mismo reconoce, "Katsikaris no me ha llamado para jugar de base en el equipo de baloncesto".

 
El Real Jaén podría ser la próxima víctima de Góngora. Allí, un exjugador universitario y gran amigo del lateral, Hugo Díaz, seguro que está haciendo horas extra esta semana con los porteros para desvelarles los secretos del que ya muchos conocen como 'El Francotirador'.