29 Noviembre 2018

El capitán del UCAM Murcia, Germán Parreño, ha pasado por sala de prensa hoy en El Mayayo antes del entrenamiento. El portero ha comenzado valorando la última victoria ante el Real Murcia: “Al final en la clasificación son tres puntos más, pero para nuestra afición y para nosotros es importante vencer a un rival como este, que tiene jugadores muy importantes para la categoría. Fue un duelo muy complicado, en el que conseguimos sacar un triunfo que nos hace seguir adelante con las buenas sensaciones”.

Germán ha añadido que "con la expulsión de Isi el partido cambió totalmente. Yo creo que en un once contra once hasta el final del partido, las sensaciones hubieran sido diferentes”.

Preguntado por si el sistema de juego universitario entraña más riesgos, el portero ha afirmado que "es nuestra identidad, con la que estamos cómodos y no sentimos riesgo extra. Pensamos que es el camino que debemos seguir, nosotros nos sentimos muy bien jugando así”.

El portero ha afirmado que, a pesar de los resultados, no hay diferencia de compromiso con la campaña pasada, aunque reconoce que "cada temporada es distinta. Hay muchas diferencias al año pasado, pero esto es muy largo. El compromiso sigue siendo igual, pero las circunstancias hacen que este año nos estén saliendo bien las cosas”.

El UCAM Murcia, segundo clasificado, sigue la estela de un Melilla que “tiene un equipo muy competitivo. En casa está siendo imparable y encima está puntuando fuera. Eso es lo bonito que tiene el fútbol, que hay equipos que le están saliendo las cosas y hacen que esté todo más reñido. Eso nos obliga a todos sacar un plus más y es positivo que esté todo así de ajustado. Nosotros nos ceñimos solo a ir a partido a partido porque esto es una noria y en cualquier momento todo puede cambiar”.

“Nosotros no sentimos que seamos candidatos a nada. No podemos controlar lo que digan desde fuera, pero nosotros, desde dentro, sabemos que tenemos que ir partido a partido para seguir a este nivel”, ha añadido.

Sobre la visita al Ibiza, ha destacado que “será un partido muy difícil, en los que buscará quitarse el mal trago que vivió en Cartagena. Será un choque muy complicado y más jugando en su casa, en césped artificial. Durante la semana nos prepararemos para esa circunstancia. El terreno de juego es el mismo para los dos equipos y el que primero se adapte, al final, tendrá más opciones de llevarse el partido”.