Empate a cero y victoria en los penaltis
Los universitarios acabaron con 9 y jugaron con 10 más de una hora
Se convierten en el octavo campeón de Segunda B desde que en 2009 se aplicase este formato
09 Junio 2016
Empate a cero y victoria en los penaltis. Merecido premio a un equipo que fue todo coraje.

Transcurría el minuto 54 y el empate a cero seguía en el marcador. El UCAM Murcia atacaba en busca de un tanto que podía ser decisivo cuando, en un salto, el árbitro apreciaba falta de César Remón y le mostraba la segunda tarjeta amarilla. Ambas rigurosas para dejar a los universitarios con diez con casi toda la segunda parte por jugarse. Podía parecer el final de la historia de una temporada excelsa, en la que el ascenso a Segunda A llenaba, en cualquier caso, el vaso de los objetivos deportivos de esta plantilla.

Sin embargo, este UCAM Murcia nunca se rinde. El irreductible equipo de Salmerón se puso, una vez más, el mono de trabajo para intentar evitar que un Reus en superioridad se llevase la copa de campeones de Segunda B. Y al final, tras aguantar un interminable periplo de minutos, que caían lentamente como gotas de agua, los penaltis hicieron justicia para un vestuario que jamás dejó de luchar.

El partido comenzó con ambos equipos manteniéndose el respeto. Fue el Reus el que primero rompió la tónica con un leve acercamiento que Biel Ribas salvó sin problema alguno. Tekio dio la réplica con una poderosa penetración por la derecha que no llegó a buen puerto, antes de que el conjunto catalán se hiciera con la posesión durante muchos minutos de la primera parte. A la primera media hora, y con el UCAM Murcia tomando posiciones de ataque, Josan zarandeó el partido con varias acciones ofensivas que, sin embargo, no obtuvieron resultado.

Tras el descanso, Marcelo casi adelanta a su equipo tras un centro de Manolo, poco antes de que César Remón tuviera que marcharse del terreno de juego expulsado muy rigurosamente. Los universitarios, en inferioridad numérica, no iban a darse por vencidos y pusieron en liza un entramado defensivo que, a la postre, fue imposible de superar para el Reus. Los catalanes lo intentaban por activa y por pasiva pero se topaban una y otra vez contra la ilusión de unos hombres con una ambición portentosa. Así, con el 0-0, se llegó hasta el final del tiempo reglamentario.

La prórroga continuó de manera parecida: el Reus, con un hombre más, buscaba el gol que rompiera la igualada, infundiendo terror en la grada de La Condomina cada vez que uno de sus hombres pisaba el campo contrario. Por su parte, el UCAM Murcia, todo coraje y pundonor, defendía como si la vida le fuera en un trofeo que podía considerarse como menor tras el ascenso conseguido. Nada más lejos de la realidad: nadie bajó los brazos a pesar del cansancio. La suerte, además, pareció congraciarse con los locales cuando Colorado estrelló un balón en el larguero en la segunda parte del tiempo extra. Antes de la tanda, Nono II era expulsado por una falta en el centro del campo, tamibén de forma rigurosa.

La tanda de penaltis, de la que los universitarios resultaron vencedores por 5-3 (marcaron Pallarés, Robles, Pol Bueso, Isi e Iván Aguilar), premió a un equipo que nunca se rindió y que obtuvo lo único que se merecía por su trabajo, entrega y dedicación.

Ficha:

UCAM Murcia CF: Biel Ribas, Tekio, Pol Bueso, Marcelo, Ángel Robles, César Remón, Josan (Isi Ros, 62'), Julio de Dios (Nono II, 74'), Iván Aguilar, Manolo (Pallarés, 85') y Nono I. 

CF Reus Deportiu: Edgar, Cassamá, Ángel, Dinis, Moyano, López Garai, Fran (David Haro, 74'), Ramón, Edgar Hernández, Vitor Silva y Rafa García (Alex Colorado, 68').
 
Penaltis: UCAM Murcia CF - CF Reus; Pallarés (gol) - Alex Colorado (gol); Robles (gol) - Vitor Silva (gol); Pol Bueso (gol) - Marín (gol); Isi Ros (gol) - David Haro (fallo); Iván Aguilar (gol)
 
Árbitro: José Caucelo Sace (Comité Andaluz). Mostró cartulina amarilla a los locales Julio de Dios (49') y Nono I (101') y al visitante Alex Colorado (84'). Expulsó a los locales César Remón por doble amarilla (36' y 54') y Nono II con roja directa (117'). 
 
Incidencias: Partido de vuelta de la Final de Campeones de Segunda División B disputado ante 2.170 aficionados en el Estadio La Condomina.