09 Noviembre 2016

Por Ramón Caparrós, estudiante del Grado en Periodismo de la UCAM

El Alevín A del Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol ha comenzado la temporada de la mejor manera posible, y tanto es así que en siete jornadas aún no ha perdido ni un solo punto. Los universitarios se han enfrentado a equipos notorios de la categoría como el Ranero o el Real Murcia y han salido victoriosos de todos los partidos. Aun así, tal como nos cuenta el míster, Félix Egea, no pueden confiarse ni levantar el pie del acelerador en ningún momento: “El equipo no va confiado, no vamos por encima de nuestras posibilidades y cada semana respetamos al rival con el que nos enfrentamos”.

El bloque no ha sufrido muchos cambios respecto al pasado año y, según el míster, eso es uno de los puntos clave de este buen inicio liguero: “Excepto tres nuevas incorporaciones, hemos mantenido el bloque y ese es uno de los aspectos por los que están saliendo bien las cosas”. Otra de las claves del éxito de este grupo es el trabajo en equipo y la idea que transmite Félix Egea de remar todos en una misma dirección dejando a un lado las individualidades: “En este equipo nadie sobresale por encima de nadie, somos un bloque. Yo incido mucho en que si un jugador falla, los demás le apoyen”.

Además del entrenador, también han hablado sobre la temporada algunos de sus pupilos, entre ellos Javier Pastor, primer capitán del Alevín A: “Nos han tocado equipos muy fuertes y no ha sido fácil". El chaval recuerda que "uno de los mejores momentos de esta temporada ha sido un gol que metí desde el centro del campo”. Este inicio soñado no solo es fruto del azar o del talento de los chicos, pues el trabajo en los entrenamientos está siendo fundamental desde la pretemporada: "Por aquel entonces no cubríamos bien los saques de esquina y gracias al entrenamiento los hemos mejorado. Aunque no han sido solo los córner, también hemos mejorado otras muchas cosas”, señala Álvaro Montes, tercer capitán del Alevín A.

Por último, los portadores del brazalete han hablado acerca de los objetivos de la temporada y los estudios que les gustaría realizar en un futuro de manera simultánea al desarrollo de su carrera futbolística. Los tres han coincidido con José María Orenes, segundo capitán del grupo, en cuanto a los objetivos: “Nuestra meta es quedar los primeros y subir de categoría”. Además, son conscientes de que para crecer como persona y como futbolista es necesaria también la formación académica. En este aspecto la opinión no ha sido unánime, pero hemos sabido que además de tres grandes futbolistas vamos a tener un policía, un preparador físico y un veterinario.