Entrevista a Kike Mateo. "La derrota se lleva muy mal, pero si perdemos es por algo, porque hemos cometido algún error."
07 Noviembre 2012

Kike Mateo, mediapunta, con 32 años ya puede presumir de haber sido el máximo goleador del Sporting de Gijón el año de sus ascenso en 2008, también se enorgullece de los goles que consiguió en la casa de los grandes del fútbol nacional. Este Murciano, que ha estado un tiempo fuera de su tierra jugando en clubes como el Eibar, el Hércules,  Sporting de Gijón o Elche, ha recalado esta temporada en las filas del Universidad Católica de Murcia C.F. lo que considera un reencuentro con su tierra, su gente y otra oportunidad para demostrar su buen hacer con el balón.

Pregunta: ¿Cómo fueron sus comienzos desde niño? Kike Mateo

Kike Mateo: Con mucha ilusión, siempre con la pelota y jugando  con los primos y los amigos en la puerta de casa y en el colegio. La verdad que es una suerte que yo haya podido dedicarme a lo que siempre he querido, lo que ha sido mi sueño.

P: ¿Pensaba que llegaría a vivir del fútbol y jugar en primera división como hizo?

K.M.: Siempre tenía ese pálpito, esa esperanza y he trabajado para ello. Yo soy de los que piensa que el que quiere algo, lo consigue y yo lo he buscado desde pequeño.  La vida también da muchas vueltas y el fútbol no es solo trabajo e insistencia, hay que tener un poco de suerte en algunos momentos, como he tenido.

P: ¿Se inspiró en algún jugador, tenía algún referente?

K.M.: Siempre me ha gustado mucho Maradona.  Cuando yo era pequeño era el mejor jugador que había e intentaba imitarlo en todo, pero la verdad que nunca he querido copiar a nadie siempre he pensado que cada uno debe ser uno mismo,  tener su propio estilo y forma de jugar.

P: Todo comenzó en un sueño y ha llegado a jugar en primera división durante dos temporadas con el Sporting de Gijón, ¿quizás por eso guarda un recuerdo especial de ese Club?

K.M.: Realmente en todos los Clubs que he estado siempre he sacado algo positivo, pero  el Club dónde mejor me he sentido  ha sido el Sporting de Gijón con diferencia. Estuve tres temporadas allí, la primera ascendimos a primera división y yo fui el máximo goleador del equipo y un jugador importante ese año,  después disfrute de dos años en primera división con el Sporting. Tenía una afición entregada y una ciudad en la que se vive el fútbol como una religión.

P: Pero, ¿hay algún momento que recuerde especialmente?

K.M.: Uno de los mejores momentos vividos en mi carera futbolística fue el día del ascenso con el Sporting  y, como no, los días que marqué en el Bernabeu y en el Camp Nou, he tenido la suerte de meter un gol en los campos del Real Madrid y del Barcelona. Pero sin ninguna duda, el mejor recuerdo que guardo es del día del ascenso.

P: No todos los jugadores pueden presumir de haber marcado a los grandes de la liga española ¿Qué se siente al marcar a Real Madrid y Barcelona?

K.M.: La verdad es que es lo máximo. Cuando estás en el campo y lo marcas tampoco te paras a pensar en ello, pero cuando llegas a casa, ves el periódico y aparecen cuatro fotos de tu gol, piensas que quizás es más importante de lo que parecía. Siempre podré presumir de ello con mis hijos y mis nietos.

P: Y ahora, después de tantas idas, vuelve a su tierra ¿cómo se siente de nuevo en Murcia?

K.M.: Muy bien, la verdad que tenía ganas después de tantos años fuera de mi tierra y de mi gente. Me hubiera gustado tener la posibilidad antes, pero bueno he vivido otras cosas, he tenido otros beneficios, he visto ciudades, he conocido gente de diferentes lugares y no me puedo quejar de cómo me ha salido la cosa. Ahora  estoy en una gran institución, en un Club serio en el que están intentando hacer las cosas bien, al que lo único que está faltando es que nos apoyen los resultados, que yo creo que sí nos acompañaran iría mucho mejor, pero yo sé que los resultados positivos van a llegar. Tarde o temprano el equipo va a responder y vamos a dar una alegría a mucha gente que se lo merece, gente que ha apostado fuerte por esto y ahora están sufriendo, pero tendrán su recompensa.

P: Hablando un poco de su rol en este equipo, en algunos partidos le hemos visto tirar del equipo, ¿se considera un líder?

K.M.: No, no creo que en el fútbol haya líderes o menos líderes. Cada uno tiene su papel, el portero parar, el defensa defender, el centrocampista crear y el delantero marcar, y el entrenador debe ponerlos a todos en su sitio y saber llevarlos. Siempre dentro de un campo de fútbol tiene que haber gente que debe llevar  la voz cantante en el campo, pero cuando acaba el partido y estamos en el vestuario, todos somos iguales.

P: Se dice que el Grupo IV, en el que juega el UCAM Murcia, es uno de los más duros de segunda B ¿cómo lo valoraría?

 K.M.: Yo creo que en prácticamente todos los partidos que hemos jugado ambos equipos estábamos muy igualados. No hemos conseguido la victoria todavía pero ningún equipo ha sido superior a nosotros, o casi ninguno.  El fútbol está muy difícil, muy igualado todos se quieren abrir hueco, son muchos los que quieren llegar a vivir de esto y saben que tienen que morder y tienen que luchar en cada partido. Por todo ello veo que el grupo está muy igualado. Todos los equipos pagan muy caras sus derrotas  y cuesta un mundo ganar un partido.

P: Pero, ¿qué considera que le falta al equipo para que llegue esa victoria?

 K.M.: Un poco de suerte. Desde que ha venido Manolo la verdad que el equipo ha mejorado en muchos aspectos, no estoy diciendo que con Julio fuera peor,  pero el equipo por casualidades o porque llevamos más jornadas juntos es más compacto, a los rivales les cuesta más ganarnos, donde antes perdíamos ahora empatamos. Solo falta tener esa pizca de suerte en momentos puntuales para empezar a ganar partidos y salir de esa posición que no es nada cómoda.

P: Después de este difícil comienzo, ¿el equipo tiene el ánimo bajo?

K.M.: No, lo que necesitamos es conseguir una victoria para que la gente se crea de verdad que somos buenos, pero la gente está animada, están con ganas y saben que va a llegar, lo que pasa que las jornadas pasan y si no se gana  inconscientemente ese plus, ese punto más de motivación dejamos de conseguirlo. Yo creo que el día que ganemos un partido después va a ser muy difícil ganar a este equipo y conseguiremos muchas más victorias.

P: Ya habéis tenido que afrontar perder algunos partidos ¿Cómo se asume la derrota?

K.M.: La derrota se lleva muy mal, pero si perdemos es por algo, porque hemos cometido algún error. De poco sirve decir que no pasa nada porque así vamos a volver a tener los mismos fallos, lo que se debe hacer es corregirlos, tanto a nivel personal como profesional.

P: Si Kike Mateo no hubiera sido futbolista, ¿qué habría sido?

K.M.: Uff, ni idea. Sinceramente ni idea.  No se me ha pasado nunca por la cabeza no ser futbolista. De pequeño cuando venían los Reyes Magos siempre les pedía un balón de fútbol, no quería ni muñecos, ni otro juguete, yo solo quería balones de fútbol. Mi tiempo libre se lo he dedicado a jugar al fútbol y es lo único que sé hacer así que desde pequeño siempre he sabido que me iba a dedicar a esto.