25 Julio 2013

Se cuida hasta el último detalle para que los jugadores del Universidad Católica de Murcia C.F. afronten con garantías este comienzo de pretemporada. La mitad de la plantilla se ha sometido este jueves a una dinamometría isocinética de flexo extensión. Con esta prueba, se busca medir compensaciones musculares y evitar posibles lesiones de rodilla.

Menchón pruebas

Afrontar una temporada con más de 40 partidos no es una tarea sencilla. Bien lo saben en la UCAM, donde han puesto a disposición de los futbolistas del Universidad Católica de Murcia C.F. algunos de los avances y estudios, que se realizan en el Laboratorio de Biomecánica.

De hecho, parte de la plantilla se ha sometido a una dinamometría isocinética de flexo tensión de la rodilla. Para hacerlo más comprensible, se trata de una técnica que estudia la fuerza muscular ejercida dinámicamente, en un rango de movimiento determinado y a una velocidad constante y programable.

Entre los objetivos establecidos, se pretende medir compensaciones musculares y evitar las siempre inoportunas lesiones provocadas por causas que pueden preverse a través de esta prueba.

El preparador físico del equipo, José Antonio Morga, no ha querido perderse ningún detalle del trabajo realizado en el Laboratorio de Biomecánica de la UCAM, acompañando a los jugadores que han estado esta mañana en las instalaciones de la Universidad Católica San Antonio.