30 Abril 2015
  • El Universidad Católica de Murcia CF juega mañana viernes a las 19h ante el San Roque de Lepe.
  • "Es un equipo complicado, con velocidad arriba; llegan con mucha gente al remate", afirma el hellinero.

Eloy, previa Lepe

Este fin de semana, el Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol visita al San Roque de Lepe con la intención de conseguir los tres puntos que le permitirían dejar certificada su participación en el playoff de ascenso a Segunda División A. Ante esta oportunidad, Eloy Jiménez ha manifestado que será un encuentro difícil y "muy abierto", ya que a los andaluces "les faltan 1 ó 2 puntos para alcanzar la salvación matemática".

Para el técnico hellinero, el San Roque "es un equipo complicado, con virtudes y defectos. Son atrevidos, con velocidad arriba, pero a veces se desorganizan y permiten espacios a la espalda. En muchas situaciones se suelen partir, pero tienen algo muy peligroso: llegan con mucha gente al remate". Sobre cómo afronta el UCAM este importante encuentro, Eloy señala que "haremos un partido serio en defensa y atrevido en ataque".

A pesar de que el conjunto universitario tiene cerca el playoff, el técnico también tiene un ojo puesto en conseguir el 2º puesto: "ahora mismo lo que más me preocupa es ganar en Lepe y certificar la clasificación para las eliminatorias; luego lucharemos por asegurar la segunda posición". Eloy también ha señalado que es importante alcanzar el pase al playoff para "dar descanso a los jugadores que más minutos acumulan. Querríamos haberlo cerrado todo antes, pero en el fútbol pasan estas cosas".

Para el entrenador universitario, clasificar como segundo "suele dar cierta ventaja. El factor campo es importante. Pero lo que quiero es llegar con todos los futbolistas disponibles y en buen momento. Es lo que me dice la experiencia, que no lleguemos cansados y sí fuertes mentalmente. Vamos a ser un equipo complicado en el playoff, luego intervendrá también la suerte pero vamos a llegar muy bien".

Con el objetivo de no forzar posibles lesiones, Nono y Javi Gómez, con sendas sobrecargas, se quedan en Murcia. "Son situaciones en las que tenemos que decidir si apretamos o no. A las alturas que estamos no quiero perder a nadie un mes".

El UCAM llega a este partido tras ganar al Sevilla Atlético y romper la mala racha que llevaba el equipo en las últimas semanas: "era un choque difícil a nivel psicológico por esa obligación de ganar, podía pesar la ansiedad. El equipo fue muy maduro, habíamos hablado que teníamos que jugar con corazón pero también con la cabeza fría. Destaco la actitud de todos mis jugadores, estuvieron muy enchufados".