01 Junio 2015

SlideEloyUCAMIrún

El Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol se clasificó en la tarde del domingo para la segunda ronda de las eliminatorias por el ascenso a la Liga Adelante tras eliminar al Real Unión de Irún. Uno de los más contentos por el resultado fue Eloy Jiménez, que reconoció que el conjunto universitario fue superior a su rival, aunque “teníamos que haber sentenciado antes”.

Las principales ocasiones a portería fueron del UCAM CF, pero la falta de suerte en ocasiones, la madera y también Otermín le privaron de obtener una renta mayor. “Nos ha faltado acierto, aunque no me preocupa porque hemos tenido paciencia para generar muchas ocasiones. Al final, acabas marcando. Estaría asustado si no creáramos peligro. O si no –bromea- traemos a Messi y lo solucionamos”.

Tras el gol de Javi Gómez en la prórroga, el conjunto universitario retrasó su posición debido al empuje del rival: “Inconscientemente te tiras para atrás. El cansancio llega y afecta en la toma de decisiones de los jugadores, que también son personas. El Real Unión de Irún es muy bien equipo. Tiene muchísima calidad. En todos los partidos tiene un altísimo porcentaje de posesión del balón y hemos conseguido imponer nuestro fútbol”.

La afición del equipo universitario fue clave para llevar en volandas a los jugadores en los momentos  clave, como en la prórroga, que coincide con el gol local. “Sentimos el calor del público y ha habido un ambientazo”. Un condicionante que le gusta al técnico de Hellín: “Siempre me ha gustado la vuelta en casa, pero me da igual. Cuando la ida la haces fuera y no haces gol tienes la obligación de ganar en tu campo. Si se repite lo de esta prefiero la vuelta en casa. Para pasar tienes que ganar un partido como sea”.

Eloy Jiménez  afronta la siguiente eliminatoria con mucho optimismo y confía en su plantilla, la que tanto le ha demostrado a lo largo de toda la temporada: “Este equipo genera mucho y tiene argumentos para ilusionar. Tenemos que vaciarnos como lo hacemos y seremos muy complicados. Estoy convencido que el equipo va a dar mucha guerra”.