16 Enero 2015
  • El entrenador universitario alerta de la peligrosidad de este tipo de partidos y que “nos equivocamos si pensamos que va a ser un partido fácil”.
  • El encuentro se jugará en una superficie de césped artificial, un “factor que hace  el partido más complicado”.
  • Fran Pérez, por sanción; Javi Hernández, por lesión; y Buba, en la Copa de África; son baja en el equipo universitario para el partido.

eloylinenseucam

El Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol se enfrentará este sábado contra el Lucena Club de Fútbol en el encuentro correspondiente a la vigesimoprimera jornada del grupo IV de Segunda División ‘B’. El partido se disputará en el Ciudad de Lucena, un estadio de fútbol con una superficie de césped artificial. “Este factor hace más complicado el partido de lo que parece, aunque es de última generación”, aseguró Eloy Jiménez.

El conjunto andaluz ocupa la vigésima posición de la tabla clasificatoria con un balance de cuatro victorias, seis empates y diez derrotas. Una condición que el entrenador universitario considera engañosa: “Nos equivocamos si pensamos que va a ser un partido fácil. Estos rivales son mucho más difíciles que los que están arriba. Quieren salir de abajo y cada jornada que pasa tienen una posibilidad menos. Juegan en su campo y son muy intensos ante su afición. Cualquier balón va a ser una disputa a muerte”.

Para el encuentro de este sábado, Eloy Jiménez no podrá contar con el sancionado Fran Pérez, el lesionado Javi Hernández, ni con Buba, que está en la Copa de África. A pesar de las bajas, el técnico hellinero quiere que sus futbolistas afronten el partido “con al menos la misma intensidad que ellos porque si no lo pasaremos mal”.

Los medios de comunicación presentes en la comparecencia pública también han preguntado acerca de la posibilidad del UCAM Murcia CF de acudir al mercado invernal de fichajes. “Son preguntas para el director deportivo. De contratar a alguien, tiene que ser gente que venga a sumar y a aportar. Traer por traer, no”, sentenció Eloy Jiménez.