30 Septiembre 2013

El Universidad Católica de Murcia C.F. logró en Molina una de esas victorias que curten y que evidencian lo complicado que es puntuar a domicilio en esta categoría. El mal estado del césped del estadio Sánchez Cánovas fue, sin duda, un obstáculo añadido para desplegar el mejor juego posible. Sin embargo, el conjunto visitante fue paciente y encontró la recompensa de los tres puntos.

Juan Topo

Las bajas, hasta cinco, condicionaban la vista del Universidad Católica de Murcia al Sánchez Cánovas. Gabi Correa recompuso el equipo, dando entrada en el once inicial a jugadores como Piñero o Dani Martínez. También destacaba la presencia de Ángel Robles  en  el eje de la defensa después de que jugase en el centro del campo en el anterior partido, ante La Unión.

Al margen de disposiciones tácticas y alineaciones, lo que condicionó el transcurso del encuentro fue el mal estado del terreno de juego. Este factor hacía que dar cuatro pases seguidos fuese una misión prácticamente imposible.

El inicio del partido tuve un claro tinte visitante, aunque cuesta rescatar una ocasión clara de gol. Fue en el minuto 15 cuando Gavilán pudo lograr el primer tanto del encuentro con un gran remate de cabeza tras un medido centro de Manolo. El balón se marchaba por encima del larguero.

A partir de ahí, se produjo la reacción del C.F. Molina. Paredes y Francis lograban inquietar a la defensa rival con sus constantes entradas por banda.

La segunda mitad estuvo marcada por las imprecisiones y por el cansancio. Ambos equipos protagonizaban varios contragolpes, generando inquietud en el contrario. De hecho, así surgió la ocasión más clara del equipo de Pascual Nicolás. A falta de poco más de diez minutos para el final, Pitín se plantaba delante de Alberto después de recibir un pase de unos 30 metros. El interior derecho no estuvo acertado en su remate, que se marchaba muy desviado de la portería. Tras su fallo, se lamentó de un bote inesperado del balón.

Como inesperada fue la acción del único gol del encuentro. Kiki, que había entrado en la segunda parte al terreno de juego, ejercía una intensa presión para provocar un error en la salida de balón de la defensa del Molina, teniendo su trabajo una recompensa muy generosa. El estado del césped provocaba un erróneo despeje desde la línea de fondo, en el lateral derecho del área. La pelota salía despedida al centro del área pequeña, encontrando la tibia de Dani Rodríguez, que desviaba el esférico a la red. Una acción desafortunada que le daba la victoria al Universidad Católica de Murcia.

Este triunfo, y ya van 6, permite que el equipo de Gabi Correa continúe, otra jornada más, en lo más alto de la clasificación

FICHA DEL ENCUENTRO:

Jornada 6 de liga 2013 - 2014

Universidad Católica de Murcia C.F. – C.F. Molina
Domingo, 29 de septiembre, 18.00h, Estadio ‘Sánchez Cánovas’

C.F. Molina 0: Miguel, Pepe (Minuto 89. Samir), Dani, Jonás, Ballesta, Arturo, Nieto, Mara (Minuto 72. Pitín), Paredes, Pelao (Minuto 79. Nelson Correa) y Francis.

Universidad Católica de Murcia C.F. 1: Alberto Hidalgo, Adrián, Piñero, Gavián, Robles, Dani Martínez (Minuto 70. Fernando), Pedro Barrancos, Manolo, Andrés Carrasco (Minuto 56. Kiki), Pico y Víctor (Minuto 56 Juan Topo).

Colegiado: Serrano Rodríguez, Saúl. Amonestó a los locales Jonás, Nieto, Mara y Nelson Correa. En el conjunto visitante, Dani Martínez también fue amonestado. Estuvo asistido por Valdelvira Contreras, Samuel y Franco, Ballesta, Javier.

GOLES: 0-1 Dani Rodríguez, en propia portería (Minuto 86)

Incidencias: 200 espectadores en el estadio Sánchez Cánovas.