23 Noviembre 2014

Los de Eloy Jiménez empatan a cero ante un batallador rival, que buscó con ahínco el gol y que se encontró de bruces con un soberbio Escalona

10671408_708091579277005_4527188102321073058_n

El Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol empató en la mañana del domingo a cero goles ante el UD Melilla. Los locales tuvieron ocasiones para abrir el marcador, sobre todo en la primera parte, pero el guardameta universitario, Miguel Escalona, realizó una soberbia actuación y frenó en seco las aspiraciones azulinas.

El partido comenzó en el Álvarez Claro con el sol y el calor como protagonistas principales del mediodía melillense. Ante el esperado y asfixiante ambiente, ambos equipos se dieron los primeros minutos para tantearse. Sin embargo, transcurrido este periodo de prueba, fue el conjunto local el que se sacudió la paciencia y comenzó a lanzar balones largos sobre Chota y Nacho Aznar. La intensidad de los azulinos tuvo su premio en forma de saques de esquina, pero la estrategia parecía no funcionar y Escalona y sus defensores permanecían tranquilos.

Sin embargo, las urgencias del UD Melilla, en posiciones de descenso, provocaron que los futbolistas locales se sintieran obligados a percutir una y otra vez con balones sobre la frontal y penetraciones por ambas bandas. Así llegaron, por derribo, las mejores ocasiones azulinas.

Nacho Aznar y Chota fueron los que se las repartieron. La primera llegó en botas del 9, que finalizó una jugada iniciada desde el perfil izquierdo y que detuvo Escalona con solvencia. El guardameta se luciría en dos ocasiones posteriores, deteniendo con reflejos felinos un mano a mano de Aznar, y despejando con los dedos a córner un chut de Chota desde fuera del área.

melilla slide2

Tras el descanso, Eloy Jiménez introdujo dos jugadores de refresco. Titi y Góngora sustituían a Jairo y Julián Domínguez en busca de un cambio de sino. El técnico hellinero lo consiguió, pues pronto el UCAM Murcia CF vio cómo caían de su lado varias ocasiones en forma de saques de esquina. Sin embargo, no era capaz de generar verdadero peligro, al igual que un Melilla que ya no se encontraba tan cómodo.

De hecho, las primeras ocasiones del segundo periodo llegaron para el conjunto visitante. Víctor, dentro del área, y Chavero, desde la frontal, probaron fortuna, pero el balón se marchó desviado. Posteriormente llegaría el turno para el Melilla, que lo intentó con disparos blandos de Chota y Pedro.

La mejor ocasión de la segunda parte fue para el Melilla. Juanjo, con disparo cruzado, estuvo a punto de abrir el marcador, pero de nuevo Escalona metió una mano prodigiosa entre el balón y la red en el último momento. El UCAM Murcia CF, a base de intensidad, redujo el protagonismo del Melilla, que se vería en superioridad numérica al ser expulsado Javi Gómez por doble amarilla cuando el partido ya se acercaba a su final.

Siguió intentándolo el conjunto local con más corazón que cabeza,pero el Universidad Católica de Murcia CF demostró una vez más su solvencia y su fortaleza para hacer valer el resultado inicial. A la conclusión del partido, empate a cero que permite al equipo universitario permanecer líder una semana más del grupo IV de la Segunda División B.

Ficha:
UD Melilla: Álvaro, Juanjo, Pendu, Bolaños, Manhanan, Nando, Roldán, Sánchez, Chota, Sufian y Aznar.
UCAM Murcia CF: Escalona, Tekio, Julián Domínguez, Fran Pérez, Dani Pérez, Checa, Víctor, Chavero, Javi Gómez, Jairo y Nono.

Goles: -

Tarjetas:
Chavero (15'), Fran Pérez (53'), Nando (57'), Javi Gómez (67' y 86' - roja 86'), Juanjo (83'), Hamin (91')

Cambios: Titi por Jairo (45'), Góngora por Julián Domínguez (45'), Sufian por Conde (73'), Piojo por Víctor (81'), Hamin por Nacho Aznar (87')