26 Octubre 2014

001slide

El Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol sigue con su racha de juego y resultados tras imponerse a un duro y correoso Marbella que vendió cara la derrota y que se mostró como un equipo serio y bien trabajado. Al final, el mayor empuje de los locales y su convicción total en la victoria fue determinante para inclinar la balanza del lado murciano. Gran victoria que permite al UCAM Murcia CF disfrutar del liderato una jornada más.

La recta inicial del partido no tuvo un dominador claro. Tanto murcianos como marbellíes intentaban dominar el juego, pero sin acierto en las acciones ofensivas. El equipo de Eloy Jiménez intentaban imprimir velocidad a partir del centro del campo aprovechando el juego por banda de Nono y Pijo pero los andaluces llegaban con los deberes hechos a La Condomina y frenaban con acierto todas las acometidas locales. También por banda lo intentaba el Marbella, generando inquietud por la banda derecha pero sin llegar a disfrutar de verdaderas ocasiones de gol.

La primera acción realmente destacable llegaba en el minuto 13, cuando Sergio Narváez se quedaba solo delante de Escalona. El meta solo pudo frenar un poco la velocidad del disparo. Justo cuando se iba a colar, llegó Ángel Robles para evitar el tanto. La grada contenía la respiración con un largo suspiro. La respuesta local no se hizo esperar y llegó en una jugada a balón parado culminada por Robles. El disparo del ceheginero se marchaba desviado pero arrancaba los primeros aplausos de la tarde.

Las sensaciones del UCAM CF eran buenas pero faltaba acierto en los metros finales. Poco a poco, el equipo de Eloy Jiménez iba dominando cada vez más el balón y, aunque el Marbella no renunciaba a a jugar y tener la posesión, el partido se iba tiñendo poco a poco de color azul UCAM. En el ecuador de la primera parte, lo más destacable fueron los sustos de Manolo y Chavero que tuvieron que ser atendidos en la banda. El UCAM llegó a jugar casi cinco minutos con diez hombres con ambas ausencias pero no lo notó en el juego.

Hubo que llegar al minuto 37 para ver la siguiente ocasión destacada del encuentro. Nono ganaba posición de disparo al entrar en el área pero su lanzamiento cruzado se perdía por línea de fondo. El Marbella se mostraba como un rival rocoso, con pocas fisuras y con peligro a la hora de salir a la contra. La réplica andaluza llegaba en el minuto 40, cuando en un córner Gabi Ramos entraba con todo para rematar a bocajarro. La defensa local le molestó lo suficiente, sin hacer penalti, para que no acertara a cabecear y abrir el marcador. Y así se llegaba al descanso, con un justo empate en el marcador pero con la sensación de que el UCAM quería y podía hacer más llevarse la victoria.

Y así se vio en el arranque de la segunda mitad. Primero Hugo Díaz y después Nono tenían buenas oportunidades para marcar pero la puntería no estaba todo lo afinada que cabría esperar. Llegados al minuto 63 llegaba una jugada para la polémica cuando Góngora ganaba línea de fondo dentro del área y era derribado. El colegiado no dudó en no señalar nada. Eloy Jiménez iba moviendo fichas con la entrada de Pico y Titi. Necesitaba pólvora y gol para abrir el marcador y tiraba de sus delanteros murcianos para buscar el tanto. Y a punto estuvo de salir perfecta la jugada a los pocos minutos cuando Pico culminaba una contra perfecta con un disparo a bocajarro que Reina sacaba con los pies cuando la grada ya cantaba el gol. El UCAM estaba buscando el premio y lo merecía.

Y la justicia a los méritos de ambos equipos terminó llegando. Titi ponía en problemas a Reina con un buen disparo desde fuera del área y Hugo Díaz, muy atento al rechace recogía la pelota y lograba marcar para llevar el delirio a las gradas de La Condomina (1-0, minuto 74). Tres minutos después, en una perfecta combinación culminada por un gran pase de Titi, Hugo Díaz se quedaba solo ante Reina y lograba batirle con una perfecta definición (2-0, minuto 77). La grada enloquecía con su equipo que tenía los mejores minutos de juego. Ambos entrenadores movían el banquillo, Jaime Molina para cambiar el rumbo del partido y Eloy Jiménez para cerrar la victoria. Así, entraban al terreno de juego Airam y Nabil por el Marbella y Dani Pérez por el UCAM CF. Hugo Díaz se retiraba con dos goles en su haber y con una ovación cerrada por parte del público.

Lejos de encerrarse para matar el partido con la caída de los minutos, el equipo de Eloy Jiménez siguió trabajando en busca del tercer tanto. Titi encontraba posición de disparo desde la frontal y obligaba a Reina a realizar un paradón para evitar el tercero. Había merecido el murciano ese tanto por su trabajo y por su participación en los dos goles anteriores pero aún así fue premiado por la afición por su empeño. Ya pasado el minuto 90, el UCAM Murcia lo seguía intentando buscando el 3-0 pero el marcador ya no se movería y terminaría reflejando un 2-0 que da tres nuevos a un UCAM Murcia cada vez más cómodo en el liderato.

Ficha:
UCAM Murcia CF: Escalona;Julián Domínguez, Góngora, Fran Pérez, Ángel Robles, Manolo, Piojo (Pico, 58'), Chavero, Javi Gómez (Titi 69'), Hugo Díaz (Dani Pérez 78') y Nono.

Marbella FC: Reina, Gabi Ramos, Alex Herrera, Edi, Paco Aguza, José (Airam 77'), Nacho, Añón, Rubiato, Sergio Narváez (Nabil (77') y Carlos.

Árbitro: Escriche Guzmán (Comité Valenciano). Mostró cartulina amarilla al visitante Nacho.

Goles: 1-0 Hugo Díaz (minuto 74); 2-0 Hugo Díaz (minuto 77);

Incidencias: unos 3.000 espectadores en La Condomina. Realizó el saque de honor previo al partido, José Fernnández, presidente del Patronato Jesús Abandonado, institución a la cual ha sido donada íntegramente la recaudación de la taquilla.