12 Abril 2015
  • El Universidad Católica de Murcia CF fue mejor, pero no pudo contrarrestar los goles que el conjunto melillense anotó tras dos penas máximas
  • Juanto debutó en la segunda parte
  • Los de Eloy Jiménez buscarán certificar virtualmente el playoff la próxima semana ante el Cacereño (domingo 19 de abril, 12h)

UCAM Murcia CF - UD Melilla 038

El Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol perdió por 1-2 ante el UD Melilla en un partido marcado por los penaltis que tuvo a su disposición el conjunto visitante y por la expulsión de Fran Pérez poco después del comienzo de la segunda parte. Con diez, los de Eloy Jiménez fueron mejores e incluso pudieron remontar un encuentro que se había puesto en contra en el marcador, pero en la prolongación el colegiado señaló una nueva pena máxima por mano de César Remón que sirvió para que los norteafricanos se adelantaran y se llevaran los tres puntos de La Condomina.

A pesar del engañoso resultado, el UCAM fue superior en buena parte del choque. El conjunto de Eloy Jiménez comenzó el encuentro jugando muy adelantado, buscando presionar la salida de balón melillense. La cercanía a la portería defendida por Álvaro dio pronto sus frutos, pues apenas transcurridos unos minutos, Chavero había penetrado con fiereza por la banda izquierda realizando una bonita jugada individual que a punto estuvo de poder finalizar delante del portero. Varios robos de balón en la línea de tres cuartos afianzaron esa idea e hicieron que el UCAM Murcia estuviera cómodo sobre el césped.

Aunque no se producían grandes ocasiones, eran los de Eloy Jiménez los que dominaban el partido. La alta presión a la que sometía al Melilla seguía surtiendo efecto y el juego se desarrollaba fundamentalmente en campo contrario. Piojo y Javi Gómez eran los futbolistas de ataque que mayor presencia tenían, aunque este protagonismo no se traducía en oportunidades de gol. Cerca de la primera media hora de juego, un centro frontal lo peinaba Javi Gómez para que Hugo Díaz se plantase delante del meta melillense, pero pronto los centrales se le echaron encima y no pudo rematar en lo que habría podido ser la mejor ocasión local.

Fue pocos minutos después cuando llegó la gran oportunidad de gol hasta el momento. Fran Pérez remataba en el segundo palo un saque de esquina que se marchaba rozando el poste por muy poca distancia. Sufian, en la siguiente jugada, se internaba por la banda derecha visitante para entrar al área, pero su disparo posterior lo detuvo Escalona sin mayor dificultad. Era el primer disparo a puerta del Melilla (minuto 32). Góngora, con la izquierda, volvía a probar suerte dando la réplica, pero su chut se iba alto.

El juego por arriba seguía dando sus frutos. Al borde del descanso, Ángel Robles gozaba de su ocasión en un balón frontal que remataba de cabeza, pero Álvaro detuvo con facilidad. Acto seguido, un balón de Piojo por la derecha llegaba a César Remón en la línea del área grande, pero su disparo se marchó alto.

El segundo periodo comenzó con un gran susto. Apenas transcurridos unos minutos, el colegiado señalaba penalti una acción de Fran Pérez con un delantero del Melilla, al que derribó cuando se había plantado delante de la portería local completamente solo, expulsando además al central universitario. David Sánchez transformaba el lanzamiento en gol, subiendo el primero al marcador y adelantando a su equipo. Escalona estuvo a punto de detenerlo.

Los de Eloy Jiménez notaron la zozobra del tanto visitante y el Melilla gozó de buenos minutos, pero pronto el cambio de dibujo universitario surtió efecto y el UCAM volvió a controlar el partido, aun jugando con diez hombres. Así, la suerte le sonrió poco después, cuando un balón suelto en el área melillense lo aprovechaba Hugo Díaz para anotar el empate con un escorzo.

Eloy movió el banquillo y dio entrada al debutante Juanto y a Nono, en una clara apuesta por ganar el partido aun jugando con un futbolista menos. El Melilla estaba cómodo actuando en posiciones de repliegue y buscando acciones de contragolpe. Pronto las sustituciones dieron fruto y entre Juanto y Nono pudieron adelantar a los suyos, pero el último pase, tras una sucesión de paredes, lo cortó en el área un defensa visitante. Javi Gómez, con un chut desde dentro del área, a punto estuvo de sumar el segundo gol para su equipo poco después, pero el balón se marchó desviado. Nono lo intentaría en la siguiente jugada, pero tampoco estuvo acertado desde fuera del área. Desde una posición similar chutaría Ángel Robles, pero su disparo no encontró portería a pesar de que iba con intención de batir al portero de vaselina.

El partido mantenía abiertas las opciones para ambos equipos, aunque era el UCAM Murcia quien más ahínco parecía ponerle en cuanto a movimientos ofensivos. Mahanan, cuando la segunda parte se marchaba inexorablemente hacia el final, era expulsado por el colegiado e igualaba las tornas. Nacho Aznar intentó poco después hacer el 1-2 con una jugada personal pero su disparo cruzado se marchó lamiendo el palo izquierdo de la portería de Escalona.

En el tiempo de prolongación, cuando el empate parecía que sería el resultado final, un centro de Nacho Aznar golpeaba en la mano a César Remón dentro del área. El árbitro señaló penalti, que volvió a transformar David Sánchez. No quedaba tiempo para más, y el colegiado marcó el final del partido con el 1-2 en el marcador.
Ficha técnica

UCAM Murcia CF: Escalona, Tekio, Góngora, Fran Pérez, Ángel Robles, César Remón, Piojo (Nono, 55'), Chavero, Javi Gómez (Checa, 82'), Hugo Díaz (Juanto, 69') y Manolo.

UD Melilla: Álvaro, Juanjo, Richi, Nando, Mahanan, Hamin (Chota, 69'), Guille Roldán, David Sánchez, Manolo (Borja, 81'), Sufian (Koeman, 85') y Nacho Aznar

Árbitro: Carlos Alberto Carbonell Hernández (Colegio Valenciano). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Hugo Díaz, 50'; Nono, 81'; Checa, 85'; Manolo, 89'; y Javi Gómez, 89'; y expulsó a Fran Pérez con roja directa, 54'. Amonestó a los visitantes Mahanan, 49' y 86' (expulsado), Nando, 63'; y David Sánchez, 84'.

Goles: Hugo Díaz 60' - David Sánchez 55'p y 89'p

Incidencias: Unos 1.500 espectadores en La Condomina en el partido correspondiente a la jornada 33 del Grupo IV de Segunda División B.