El joven jugador Álex Cruz, mediocentro, con veintidós años de edad puede presumir de ...
30 Noviembre 2012

El joven jugador Álex Cruz, mediocentro, con veintidós años de edad puede presumir de haber participado en el ascenso del Granada C.F. a PrimeraDivisión. Creció jugando al fútbol en Gran Canaria y con 19 años dio el salto a la península donde fue creciendo futbolísticamente. Durante esta temporada cuenta en la plantilla del Universidad Católica de Murcia C.F. en la que está teniendo una nueva oportunidad de aprender y seguir desarrollándose en el mundo del fútbol.

Pregunta: ¿Cómo fueron sus comienzos en este deporte?

Álex Cruz: Comencé en el equipo de mi pueblo. Con quince años me fichó la Unión Deportiva Vecindarios, allí estuve 4 años y debuté en segunda B. Luego me fichó el Nastic de Tarragona y me fui al fútbol profesional.
P:
¿Hay algún buen momento que recuerde dentro del campo?

A.C.: Sin duda el que viví hace dos años en el ascenso a primera división  con el Granada C.F. Después de año y medio en el Nastic me fichó el Granada y en los siguientes 6 meses conseguimos el ascenso a primera.

Al comienzo de temporada estaba en Tarragona  luchando por no descender y al final en el Granada celebrando el ascenso. (Sonríe)

P: ¿Tiene algún referente en el mundo del fútbol?

A.C.: No. Veía mucho fútbol porque me gustaba mucho, una afición que me ha venido por mi padre que ha sido mi primer entrenador, él es mi referente.

P: Últimamente aparece en todas las convocatorias del míster ¿Por qué cree que le elige? ¿Qué aporta al equipo?

A.C.: Quizás le tendríamos que preguntar a él que es lo que ve. Tengo esa suerte de que el míster me elija porque estoy realizando un buen trabajo en los entrenamientos, y por eso me lo merezco, pero igual que otros que tienen las mismas ganas que yo.

P: Es tu primer año en Murcia ¿Cómo lo está viviendo?

A.C.: Me está gustando mucho Murcia y es en el primer sitio que vivo solo, anteriormente mi familia ha venido conmigo. Estoy bastante contento, lo único malo es la situación por la que estamos pasando, que no es cómoda para nada.

P: El equipo está en una situación incómoda ¿Cree que se merece ocupar esa plaza?

A.C.: No, para nada. Es  cierto que no se empezó de la mejor manera posible pero también es cierto que el equipo ha hecho muy buenos partidos llegando a ser mejor que el rival y no ha tenido la suerte de conseguir la victoria. Eso es quizás lo que nos está matando, porque lo normal es perder los partidos que jugamos mal, pero perder los buenos merma al equipo psicológicamente.

P: Y es esos casos ¿Cómo se lleva la derrota?

A.C.: Yo lo llevo muy mal, porque cuando lo intentas con todas las ganas y eres superior al rival afecta mucho más.
P: ¿Qué considera que le falta al UCAM Murcia?

A.C.: Conseguir esos tres puntos que necesitamos para, al menos, creérnoslo, para pensar que hemos hecho las cosas bien y nos ha salido bien.

P: Ahora mism

o ¿Qué significa para ti este  Club?

A.C.: Un paso más para seguir mejorando, creciendo como jugador y aprendiendo.

Soy muy joven y me queda mucho tiempo en esto, tengo que aprovechar este tiempo e ir aprendiendo lo máximo posible.
P: ¿Crees que contra el Real Balompédica Linense puede llegar la primera victoria?

A.C.: Por supuesto, si hacemos un buen partido como el último que hicimos en casa llegará. No es normal la situación en la que nos encontramos.
Esperemos que ya llegue este fin de semana.

Ronda de preguntas cortas

Un equipo: F.C. Barcelona
Un jugador de fútbol:
Iniesta
Un videojuego:
FIFA
Un entrenador:
Siempre recuerdo al primero que tuve en 2ª B en la Unión Deportiva Vecindarios, que me dio la oportunidad de debutar con 17 años, Pepe Sánchez.
Una virtud:
Mi simpatía
Un defecto:
Soy un poco pinchoso.
Una manía:
Soy bastante perfeccionista.
Un lugar favorito
: Mi pueblo, Morgán
Grupo músical:
Maná
Una comida:
La paella de ‘El Boya’, un bar mi pueblo que está a la orilla de la playa.
Una bebida:
Agua
Una afición:
Jugar a las palas en la playa
Un color:
Azul
Una meta:
En un futuro, estar en mi pueblo, vivir tranquilo y si puedo tener un poco solucionada la vida con esto del fútbol, mucho mejor.