El UCAM Murcia CB gana por nueve puntos (62-71) a Spirou Charleroi y tendrá que refrendar su renta en el partido de vuelta en el Palacio de los Deportes

01 Octubre 2018

+9. Esa será la renta con la que el UCAM Murcia CB se vuelve a la capital del Segura tras la ida de la previa para entrar en Basketball Champions League. A los murcianos les costó desembarazarse del juego atacante de los belgas, pero gracias al buen partido de Cate, Doyle y Delía, consiguieron una buena victoria de cara al encuentro de vuelta, que se disputará el jueves 4, a las 20.30 horas, en un Palacio de los Deportes que debe llenarse para la ocasión.

El UCAM Murcia CB volvía a una competición de la que guardaba muy buen recuerdo. Volvía a vestirse de Europa tras el bronce conseguido en mayo en la Final Four de la Basketball Champions League. Pero en esta ocasión, con otro objetivo: buscar un puesto en la fase regular de la competición. Un partido a 80 minutos en la que la ida se jugaba en territorio belga.

Los universitarios salieron para darlo todo, conocedores de la importancia del partido. Sacaron su virtud, que es una defensa férrea e intensa durante la posesión del rival. Doyle y Soko, muy enchufados jugaban rápidos las transiciones y daban una renta importante para empezar el partido. Charleroi pedía tiempo muerto y se sacudía los nervios con un parcial de 4-0, que Milton Doyle rompió con un triple de muchos quilates. Pero ya se sucedían las canastas, mejorando el pobre marcador que se veía al principio del partido. El cuarto, mucho más apretado, terminaba 16-17 para los murcianos.

En la segunda tanda el UCAM Murcia CB salió más concentrado, y en la defensa conseguía dos faltas en ataque de Charleroi, que les permitía poner tierra de por medio en el marcador. Urtasun y Booker dirigían con efectividad al equipo, creando canastas fáciles. El parcial llegaba al 0-6, y lo volvía a parar el equipo belga, que se enganchaba al partido devolviendo el parcial a los murcianos. Y como pasó en el primer cuarto, el partido tenía dos partes: una en el que el UCAM Murcia mandaba, y otro en el que se apagaba. Sin embargo, los de Juárez seguían añadiendo puntos en su haber, y terminaba el cuarto con un +6 (29-35).

El tercer cuarto comenzó con Spirou Charleroi inspirado, que metía un 8-0 de parcial. Los murcianos no conseguían ver canasta, a pesar de los aclarados. Por su parte, Hervelle comandaba a los belgas, que daban un paso adelante en el partido y empezaban a mandar en el electrónico. Pero durante 2 minutos y 30 segundos, nadie anotó y los errores se sucedían. Hasta 15 pérdidas acumulaban los universitarios antes de terminar el tercer periodo. Pese a los malos 10 minutos, el UCAM Murcia se iba por delante en el marcador (46-47).

Para el último cuarto los dos equipos llevaron a cabo sendos parciales (4-0 para los belgas, 0-5 para los murcianos). Doyle, el mejor del partido, ayudando en ataque y en el rebote ofensivo, se unía con Cate para seguir manteniendo al UCAM Murcia CB por delante en el partido. Y el rumano se hacía con el control del partido. Rebotes ofensivos, puntos en la pintura, intensidad en la defensa. El joven pívot se echaba el equipo a las espaldas y los murcianos. Y nada pudieron hacer ya los belgas con el vendaval que suponía tener en la pista a Doyle y Cate, que parecía que llevaran 3 años jugando juntos. El partido terminaba con los españoles aguantando la posesión y un +9 en el marcador que tendrán que refrendar en Murcia. Emanuel Cate (23 puntos, 5 rebotes) y MIlton Doyle (15 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias) fueron los mejores de los universitarios.