El UCAM Murcia CB derrota a Sidigas Avellino (57-63) y casi certifica la primera plaza del grupo

16 Enero 2019

El UCAM Murcia viajaba hasta tierras italianas para enfrentarse al Sidigas Avellino (7-3), segundo clasificado del grupo de la Basketball Champions League. Los murcianos (9-1), en busca del primer puesto, afrontaban el partido con los descartes de Oleson y Soko y la baja de Emanuel Cate.

 

Tras cinco derrotas consecutivas en la competición nacional, los de Javi Juárez buscaban seguir haciendo historia en Europa. Kloof, Doyle, Rojas, Rudez y Tumba eran los elegidos por el técnico visitante para comenzar el encuentro. Los primeros minutos se convertían en un ida y vuelta constante donde primaban los errores más que los aciertos. Filloy, uno de los más destacados en la ida, comenzaba muy enchufado con dos triples consecutivos (6 puntos). En el cuadro murciano era Doyle quien asumía la responsabilidad ofensiva (también con 6 puntos) y colocaba a los universitarios uno arriba (12-13 min.7). En este punto del partido debutaban los dos recientes fichajes del cuadro visitante (Dino Radoncic y Luka Mitrovic) quienes dejaron muy buenas sensaciones en su primer encuentro. Un triple del montenegrino Radoncic y una canasta sobre la bocina de Askia Booker ponían fin a un primer periodo muy irregular (16-21).

 

Los errores en el tiro de los murcianos se acumulaban en el inicio del segundo cuarto, permitiendo al conjunto italiano un parcial de 6-0 y obligando a Juárez a parar el partido. No obstante, la faceta anotadora de Booker y Doyle (10 puntos) le daban la vuelta al marcador para poner el 24-25 llegados al ecuador del segundo cuarto.  Con la baja de Cate los italianos buscaban hacer daño en la pintura con el físico de Demetris Nichols, uno de sus mejores jugadores. Sin embargo, el americano (1/8 TC) no estaba acertado y Tumba le comía terreno en el apartado ofensivo.  La diferencia de rebotes (16/11) y la mayor intensidad defensiva italiana marcaban las pequeñas diferencias en una primera parte que terminaba con empate (32-32).

 

El paso por vestuarios había devuelto la garra y la intensidad al conjunto murciano que rápidamente se colocaba por encima. Sadiel Rojas (8 puntos) volvía a ser el alma competitiva para los visitantes y, junto con Doyle (12 puntos), colocaban el 36-40 tras cinco minutos. Al americano y al dominicano se sumaba Damjan Rudez con dos triples consecutivos que forzaban al técnico local a para el partido ante el 6-13 de parcial.  El tiempo muerto servía de poco a un Sidigas Avellino que veía cómo se activaba la artillería murciana. La renta, a dos minutos para poner fin al cuarto, llegaba hasta la decena para un conjunto universitario muy sólido. 0 faltas personales para los italianos, reflejo de la falta de intensidad, en un tercer periodo que finalizaba con 40-50 favorable a los visitantes.

 

Tres canastas de Avellino marcaban el inicio del último periodo, reduciendo la diferencia de 10 a 4 en tan solo 3 minutos y obligando a Juárez a parar el encuentro. Sin embargo, Mitrovic (8 puntos y 5 rebotes) aparecía en el momento clave del partido y con un gran pase a Kevin Tumba volvía a distanciar a los universitarios hasta los 8 de ventaja.

 

Filloy y Young, desaparecidos en todo el partido, resurgían para colocar un parcial de  7-0 que dejaba el partido en un puño a dos minutos para la conclusión. No obstante, el acierto final de Rudez desde el triple y los tiros libres de Rojas, primeros para el UCAM Murcia, dejaban el encuentro medio sentenciado a 60 segundos para el final (57-63). Finalmente, los murcianos conseguían la 10ª décima victoria en la Basketball Champions League por 57-63 ante Sidigas Avellino en una buena segunda parte del UCAM Murcia. Doyle (15 puntos, 6 rebotes y 17 de valoración) y Rojas (12 puntos, 6 rebotes y 16 de valoración) los mejores del cuadro universitario.