Ibon Navarro analiza la situación actual del equipo tras el parón ocasionado por las ventanas FIBA

01 Diciembre 2017

Este fin de semana el conjunto universitario se desplaza a tierras madrileñas para disputar la décima jornada de Liga Endesa en la que se medirá al Movistar Estudiantes. Actualmente el conjunto rival se sitúa en decimotercera posición con un balance de tres victorias y cinco derrotas. Ibon Navarro admite que se trata de un equipo muy imprevisible: “Lo que más me preocupa del Estudiantes es lo imprevisible que son a veces. Es un equipo con el que tienes la sensación de que lo que pase depende más de ellos que de ti. Es difícil defenderles porque tienes que hacerlo muy pronto y muy arriba”.

En cuanto al balance del equipo, cuatro victorias frente a cinco derrotas, que los ha llevado hasta la undécima posición igualado con el octavo. El vitoriano se muestra tajante: “voy a ser muy honesto… prefiero acabar con nueve victorias y fuera de la Copa, que con ocho y dentro de la Copa, porque nuestro objetivo marcado es jugar los Playoffs. Sin embargo pensar a corto plazo en la Copa del Rey nos ayuda a conseguir los objetivos a largo plazo”.

De cara a los próximos encuentros, los de Ibon Navarro se han encontrado con cuatro partidos consecutivos fuera de casa. El técnico procura ver la parte positiva ante la ausencia del equipo en territorio murciano: “La química de equipo es muy buena y estas cosas muchas veces ayudan. Intentamos ver la parte positiva. Está claro que estar tantos días fuera de casa y sin estar en Murcia no es lo ideal, pero es lo que hay”.

Muchos han sido los jugadores que han tenido que abandonar su equipo actual para reunirse con sus selecciones. El conjunto universitario ha sido uno de los más afectados por las ventanas FIBA. Segundo equipo de la ACB que más jugadores ha aportado a las ventanas FIBA (6). El técnico universitario es consciente de esto pero pretende transmitir tranquilidad: “Todos llegan con el alta médica pero cansados. Sadiel, Vítor y Marcos han tenido muchos viajes y muchas horas de vuelo. Kevin ha tenido algún problema físico y viajes muy largos. Pero estamos bien y el domingo estaremos preparados para competir”.

A pesar de las ausencias sufridas, se muestra satisfecho con el trabajo realizado: “Los que necesitaban recuperarse lo han hecho. A nivel de cabeza hemos hecho cosas diferentes, el EBA nos ha ayudado a entrenar y nos ha venido bien cambiar dinámicas de entrenamiento. Hemos conseguido mantener el nivel de competición a buen ritmo”. Pese a las buenas sensaciones y al buen trabajo realizado, Ibon Navarro confiesa que el encuentro del domingo dictará si ha sido suficiente. “Al final las valoraciones dependen del resultado del domingo”.

El partido ante el Movistar Estudiantes se disputará en el WiZink Center el domingo 3 de diciembre a las 12:30 horas y será retransmitido por el dial 193 de Movistar Plus.