El UCAM Murcia CB consigue una trabajada victoria ante el Hapoel Holon, con una actuación sobresaliente del jugador inglés (75-81)

12 Diciembre 2017

Comienza la segunda vuelta de la Basketball Champions League y lo hace de manera inmejorable para el UCAM Murcia, que ha conseguido su cuarta victoria (75-81). Los de Ibon Navarro han tenido que pelear hasta el último minuto en una cancha muy difícil. Eso sí, todo es más fácil si de tu lado tienes a un Ovie Soko como el que ha jugado en Israel: 21 puntos, 14 rebotes y 6 asistencias para terminar con 33 de valoración. 

En el inicio, los locales salieron más enchufados. En parte gracias al gran ambiente que se vivía en el pabellón. Rice y Colman, con dos triples pusieron el 6-0 inicial, pero la reacción universitaria no se hizo esperar. Soko, que terminaría siendo el mejor del partido, empezó a hacer de las suyas y a base de rebotes ofensivos empataba el partido. De nuevo, ventaja para los israelíes y la diferencia al final del primer cuarto era de solo 6 puntos (21-15). 

Con jugadores de refresco como Urtasun o Delía en pista, el UCAM Murcia volvió a igualar el partido y a partir de aquí fue un intercambio de canastas hasta el descanso. Oleson y Soko mostraron una gran efectivad en el tiro libre, que fue clave en este periodo y durante todo el partido. 37-37 era el marcador que cerraba la primera mitad.

La segunda mitad tuvo un nombre propio en el inicio, de nuevo, Brad Oleson. El de Alaska anotó los cuatro primeros puntos con muy buenas acciones, pero en los locales emergió la figura de Thomas, que terminaría el partido con 13 puntos. La igualdad del tercer cuarto no se rompió hasta la última jugada, donde, tras una gran circulación, Hannah anotó de tres y puso el 57-60.

El UNET Holon no daba por perdido el partido y en el inicio del último cuarto consiguió darle la vuelta al marcador e incluso ponerse con cuatro puntos de ventaja (69-65). Pero el UCAM Murcia está acostumbrado a estos finales apretados, aunque no siempre salgan bien. En estos momentos calientes, Sadiel Rojas no se esconde y, desde su esquina favorita, anotó el triple que puso el último empate del partido (75-75). Ya en el último minuto, pleno de acciones positivas. Primero, Soko desde el tiro libre anotó los dos; luego, Sadiel Rojas culminó un robo con una bandeja fácil; y Brad Oleson certificó la victoria desde la línea de personal (75-81).