Los murcianos, que dominaron la primera mitad, cedieron en los instantes finales por 71 a 75

20 Diciembre 2015
Los murcianos, que dominaron la primera mitad, cedieron en los instantes finales por 71 a 75

El UCAM Murcia recibía en el Palacio de los Deportes a un Herbalife Gran Canaria en puestos de play-off queriendo dar una alegría a su afición tras su racha de partidos fuera de casa. Con ambas plantillas al completo, los amarillos se llevaron un partido muy igualado y que tuvo que esperar hasta los minutos finales para decidirse del lado canario por 71 a 75. Por los universitarios destacó sobre todo la labor de Seryih Lishchuk, el más destacado con 13 puntos, 6 rebotes y 18 de valoración.

El UCAM Murcia arrancaba el partido apoyándose sobre todo en la aportación de Serhiy Lishchuk en ataque y con Sadiel Rojas peleando en ambos lados de la cancha. Con 11 puntos y 6 rebotes entre ambos colocaban al UCAM Murcia con las primeras ventajas en el marcador (13-9). La aparición de la segunda unidad permitió a los murcianos sumar desde la línea exterior pero los canarios aguantaban en el partido gracias a Oriol Paulí. Un tiempo muerto de Fotis Katsikaris permitió preparar una última jugada que terminaría con triple de Kelati y dejaría en cabeza a los universitarios 22 a 19.

En el segundo cuarto el UCAM Murcia seguía sumando desde más allá del perímetro y abría brecha hasta los 9 puntos de diferencia. Más de tres minutos y medio necesitaron los de Aíto García Reneses para estrenar su casillero y es que solo sumaron 8 puntos en este segundo periodo. En los siguientes minutos la anotación se estancó en el 28-21 y Katsikaris colocó en la dirección de juego a Alberto Martín. La vuelta a la pista de Facundo Campazzo, mermado por faltas personales hasta el momento, impulsó al UCAM Murcia en los instantes finales que se marchaba venciendo al descanso por 34 – 27.

En la segunda parte los de Fotis Katsikaris salieron más entonados y lograron sus máximas ventajas con hasta 13 puntos de diferencia. Augusto Lima se estrenaba bajo los aros mientras Facundo Campazzo anotaba desde más allá de 6,75. Los universitarios acumulaban varios ataques llegando al límite de la posesión lo que permitió al Herbalife remontar y colocarse a solo 2 puntos (48-46). Volvía a ser Lishchuk quien aguantaba al UCAM Murcia desde la línea de personal y dejaba el luminoso empate a 55 con todo por decidir en el último cuarto.

Al comienzo del último cuarto se mantenía la igualdad con ambos equipos intentando anotar en transiciones rápidas. Se sucedían las imprecisiones cuando se entraba en los últimos minutos del partido y una bandeja de Albert Oliver colocaba uno arriba al Herbalife. La cuarta falta de Facundo Campazzo espesaba un poco más el ataque murciano que pasaba varios minutos sin anotar hasta que aparecía Vitor Benite que, con 5 puntos consecutivos, devolvía la ventaja a los murcianos. Tras varias canastas de los amarillos, el UCAM Murcia tuvo balón con 2 abajo y medio minuto por jugarse, pero no consiguió anotar. El partido finalizó con el clásico carrusel de tiros libres y 71 – 75 en el marcador para el Herbalife Gran Canaria.

Luis Hidalgo