El conjunto de Ibon Navarro igualó un partido que empezó de manera adversa pero cedió en los últimos minutos

26 Octubre 2017

El conjunto universitario ha cedido la primera derrota europea de la temporada en un partido que pudo haber ganado tras remontar el 0-10 inicial. Faverani volvió a jugar, en el que es su debut esta campaña. El exuniversitario Bamforth fue el verdugo en el último cuarto.

No fue el inicio soñado, con el conjunto italiano mucho más enchufado y llegando a ganar hasta por diez puntos en los primeros instantes (0-10). A partir de ahí, los de Ibon Navarro se metieron en el partido a base de triples. Primero Oleson y luego Sadiel Rojas despertaron a los suyos. La mejor noticia del primer cuarto fue el debut esta temporada de Vitor Faverani, que además empato el partido por primera vez tras el 0-0 inicial (17-17). Rojas cerró el primer periodo con una canasta sobre la bocino, que puso el 21-22.

Los primeros minutos del segundo cuarto siguieron la misma tónica. Igualdad. Hasta que, de nuevo, los visitantes estiraron el marcador para, con un parcial de 0-9, poner el 28-37 en el marcador. Pero, repitiendo el guion, los universitarios volvieron a reaccionar y con un triple de Hannah se fueron por delante al descanso (39-37), tras un parcial de 11-0.

En el comienzo de la segunda mitad, ambos equipos se intercambiaron canastas sin que ninguno consiguiera hacerse con el control del partido. Hasta que apareció Brad Oleson para anotar un triple más el adicional, que puso al UCAM Murcia CB por delante (57-55). El buen hacer de Lukovic y Urtasun se sumó para cerrar el tercer cuarto con 63-58 en el luminoso.

En el último y decisivo cuarto, apareció el exuniversitario Scott Bamforth. El escolta, que llevaba seis puntos, se echó a su equipo a la espalda para anotar de todas las formas posibles y ponérselo muy difícil a los locales, que no tuvieron respuesta. Terminó el partido con 19, siendo el jugador diferencial. Victoria de Dinamo Sassari por 78-83.