Los universitarios, que llegaron a ganar por 11 puntos, tuvieron un triple en las manos de Billy Baron para forzar la prórroga (86-83)

28 Diciembre 2016

Volvía la Liga Endesa para el UCAM Murcia tras el pequeño parón por las fiestas navideñas y lo hacía visitando al Montakit Fuenlabrada. Tras un arranque fulgurante de los fuenlabreños los murcianos dominaron el partido hasta el último cuarto con ventajas que alcanzaron los 11 puntos. Sin embargo, en la recta final del partido el Fuenlabrada llevó la iniciativa en el marcador y, pese a que Billy Baron tuvo un triple para empatar el partido en la última jugada, los universitarios cayeron por 86 a 83. Los más destacados fueron Campazzo con 19 puntos y Antelo con 24 de valoración.

El Montakit Fuenlabrada arrancó con una marcha más el partido, endosando un parcial de 5-0 que fue rápidamente devuelto de la mano de Campazzo (5-5). Los intentos de los murcianos carecían de acierto en el inicio mientras que en los locales los triples entraban y obtenían las primeras ventajas. Con 13-5 en el luminoso Óscar Quintana paró el partido con un tiempo muerto y tras él, el UCAM Murcia con un parcial de 0-9 se puso por delante en el ecuador del cuarto. La entrada de Sekulic reforzó a los fuenlabreños  pero pese a las rotaciones de Jota Cuspinera, el UCAM Murcia mantenía el acierto y el mismo quinteto en pista, estirando la diferencia hasta los 8 puntos al final del primer periodo (21-29).

Los locales volvían a golpear primero en los primeros minutos del segundo cuarto y con un parcial de salida de 12-4 igualaban el luminoso (33-33). El UCAM Murcia apostó por Faverani y Radovic como pareja interior mejorando la defensa pero el 8 de 11 en triples del Fuenlabrada hacía insuficiente el dominio del rebote de los murcianos. Los puntos de Radovic contrarrestaban los lanzamientos desde la larga distancia manteniendo la igualdad (45-45). En la recta final del cuarto se sucedieron las imprecisiones hasta que, al borde del descanso, Campazzo cerraba la primera mitad con un triple (45-48).

Tras la reanudación el UCAM Murcia salió más acertado que su rival y gracias a su superioridad en el rebote arrancaba con un parcial de 2 a 7. Pese al tiempo muerto del Fuenlabrada los de Óscar Quintana seguían dominando el ritmo del partido y tras un palmeo de Delía la diferencia llegaba a los 11 puntos (49-60). Los puntos de Baron y Antelo contestaban los triples de Popovic, aunque los locales reducían la diferencia (56-64). Los errores en los lanzamientos de los murcianos en buenas posiciones dieron aire a unos fuenlabreños que se mostraban más cómodos al contrataque. Sin embargo, Campazzo volvía a cerrar el cuarto con una canasta y con ventaja universitaria (66-69).

En el último periodo el Montakit Fuenlabrada arrancó con un mayor acierto que el UCAM Murcia y pasado el primer minuto y medio se colocaba por delante en el marcador (74-70). Faverani metía a los locales en bonus aunque los universitarios seguían sufriendo mucho para anotar. Quintana apostó entonces por Radovic y Antelo pero en los siguientes minutos los tiros libres mantuvieron la diferencia estancada y se tuvo poca continuidad en el juego, llegando a dos del final con los murcianos 6 abajo (84-78). Una canasta de Baron contestaba a los tiros libres de Marko Popovic y Antelo colocaba a los murcianos a tan solo 3 con 35 segundos por jugarse. Hakanson fallaba pero Billy Baron no conseguía acertar desde el triple y la victoria se quedaría en Fuenlabrada (86-83). El mejor de los murcianos fue José Ángel Antelo con 15 puntos, 8 rebotes y 24 de valoración.

Luis Hidalgo