Partido muy igualado que decidió una individualidad

10 Febrero 2018

Los de Ibon Navarro cayeron sobre la bocina en la cancha de Obradoiro. En un partido muy disputado y con una baja anotación, ambos equipos tuvieron la iniciativa en distintas fases y pudieron sentenciar. Al final, lo hizo (y sobre la bocina) el conjunto local, gracias una gran canasta de Matt Thomas.

Primer cuarto de poca anotación para el UCAM Murcia, que anotó solo seis puntos. Obradoiro comenzó mandando gracias a una buena defensa, comandada por la intimidación de Artem Pustovyi. Pero los gallegos no supieron aprovechar el poco acierto del rival y dejaron el marcador muy abierto (13-6) tras los primeros diez minutos y todo por decidir.

El segundo cuarto arrancó con mucho más acierto por parte de los universitarios. Benite anotó el primer triple y Kloof lo secundó con otro más, a los que añadió dos tiros libres. De nuevo, el brasileño sacó a relucir la calidad y con un 2+1 puso al UCAM Murcia a tan solo un punto (18-17). Todo este acierto estuvo seguido de unos minutos de fallos continuos por parte de ambos equipos, hasta que Spires rompió el parcial visitante de 0 a 8. Tras no aprovechar Tumba los tiros libres de una antideportiva, el capitán José Ángel Antelo vivió el primer gran momento de la temporada para él. Triple para empatar y dos tiros libres para poner a los suyos por delante por primera vez en el partido (20-22). Hannah y Oleson se encargaron de rubricar un gran final de cuarto y poner el 22-26 con el que se llegó al descanso.

Tras la reanudación, buenas sensaciones para los universitarios con un Oleson que puso la máxima del partido a favor del UCAM Murcia (26-33). Pero la reacción local no se hizo esperar: parcial de 6-0 a para darle la vuelta al marcador. Aun así, los de Ibon Navarro se fueron por delante al final del tercer cuarto gracias a un triple de Benite.

Obradoiro aprovechó el favor ambiental para salir muy enchufado y anotar un 10-0 en los primeros minutos del cuarto periodo. Los universitarios se fueron acercando a base de tiros libres, aunque fuera de uno en uno. La baja anotación permitió a los visitantes llegar vivos al final y Hannah, con un triple, empató el encuentro (57-57). El base tuvo también la oportunidad de ganar el partido, pero no tuvo la fortuna de anotar y se llegó a la prórroga.

Los cinco minutos extra siguieron la tónica del partido y cuando todo parecía indicar una segunda prórroga, gracias a la defensa de Oleson, apareció el talento de Matt Thomas que sentenció. 70-68.

Rubén Báez