• El pívot brasileño acortó su recuperación y volvió a las canchas antes de los esperado

  • La ayuda de la máquina de gravedad cero Alter-G, imprescindible

27 Abril 2016
El pívot brasileño acortó su recuperación y volvió a las canchas antes de los esperado

Las alarmas saltaron cuando en uno de los entrenamientos previos al partido contra el Real Madrid Baloncesto, Vitor Faverani sufría un traumatismo que le ocasionó un edema óseo en la tibia de la pierna derecha. El UCAM Murcia CB veía como uno de sus jugadores importantes podría estar entre 4 y 6 semanas de baja. A partir de ahí, la premisa desde el club fue clara: recuperar cuanto antes al pívot brasileño.

Para ello, el brasileño acudió a Sport Clinic, para someterse a un entrenamiento especial. La Alter-G, una máquina de gravedad cero, reduce el porcentaje de gravedad que se desee, para que los impactos sean lo más leves posibles.

De esta manera, el pívot universitario pudo ejercitarse físicamente sin dañar el edema óseo de su tibia. “Lo que conseguimos con la Alter-G, es que el tono muscular y el fondo físico no se vean afectados por la lesión sufrida. De esta manera, cuando el dolor remita y pueda volver a la pista, puede hacerlo en las mejores condiciones posibles”, comentaba José Gabriel Piñera, encargado de la Alter-G en Murcia.

Y Faverani volvió antes de lo previsto. Desde el departamento médico del equipo universitario se puso como fecha de vuelta el partido contra Valencia Basket, que se disputa el domingo 1 de mayo. Sin embargo, la unión y la fuerza de todos los estamentos del UCAM Murcia CB y, en especial, del pívot brasileño le hizo volver ante Río Natura Monbus Obradoiro.

Aunque el partido de Santiago se dirimió con una derrota para los universitarios, Vitor Faverani hizo un partido más que notable. El brasileño, en casi 25 minutos, anotó 14 puntos, recogió 3 rebotes y consiguió que el equipo gallego le hiciera 8 faltas, para terminar con una valoración de 17. Y todo esto, en el primer partido y sin estar al 100% de sus facultades.