Los universitarios vencen a San Pablo Burgos 72-62 con una soberbia defensa

14 Octubre 2018

Tras la primera victoria de la temporada en competición europea, el UCAM Murcia buscaba ante San Pablo Burgos estrenar su casillero de triunfos en la Liga Endesa. El conjunto burgalés visitaba el Palacio con un bagaje negativo (1V y 2D), tras perder el último partido en casa frente a Tecnyconta Zaragoza.

Un partido donde iban a primar más las defensas que los ataques y en el que los mínimos detalles iban a marcar la diferencia. Con Cate y Delía como dueños y señores de la pintura el UCAM Murcia conseguía la primera victoria de la temporada en Liga Endesa en un partido donde los murcianos no estuvieron muy acertados en el tiro pero se dejaron la vida en defensa.

Empezaba el conjunto universitario el partido con Kloof, Oleson, Rojas, Soko y Tumba. Un quinteto muy defensivo y físico encabezado por Sadiel Rojas, quien ya daba muestras de su trabajo en defensa con dos robos en los primeros minutos del encuentro. Se llegaba al ecuador del primer cuarto con 6-7 en el marcador, siendo Tumba la referencia en ataque con 4 puntos desde la pintura. Faltaban tres minutos para finalizar el primer periodo cuando Javi Juárez realizaba las primeras rotaciones (Doyle y Booker a pista). Un dos más uno de Soko y un triple de Sadiel Rojas ponían por delante al UCAM Murcia a falta de dos minutos para el final. Burgos estaba haciendo mucho daño en ataque con los pick and roll, y Juárez dio entrada a Delía y Cate para añadir más físico al conjunto murciano. Una antideportiva de Fitipaldo y la contundencia en ataque de Cate (3 rebotes ofensivos) permitían al UCAM Murcia acabar el cuarto con cinco puntos de ventaja (20-15) y 0 faltas personales cometidas.

El segundo periodo continuaba con la tónica del primero. Grandes defensas por parte de ambos conjuntos y ataque muy elaborados. Kravtsov anotaba sus primeros puntos en el partido y provocaba la primera falta del conjunto universitario. Rudez y Doyle con dos triples consecutivos empezaban a enchufar la maquinaria y ponían el 28-21 a falta de 6 minutos para el descanso.  Estaba siendo un partido muy competido y con un claro dominador de la pintura y el rebote. Este era Emanuel Cate, que se iba al banquillo con una espectacular ovación de la afición (2 puntos, 4 rebotes y 3 faltas recibidas en 7 minutos de juego). Si en el primer cuarto el conjunto murciano no había cometido ninguna falta, en este segundo periodo llevaba 7 faltando tres minutos por jugarse. Esto facilitaba mucho el ataque del conjunto burgalés, que con un parcial de 0-7 igualaba el encuentro. No estaba acertado Askia Booker desde la línea de tres y Burgos se adelantaba en el encuentro en los minutos finales del cuarto. Sin embargo, apareció el cañonero de Alaska, apareció Brad Oleson y con dos grandes acciones ponía el 39-34 en el marcador con el que se llegaba al descanso.

La vuelta de vestuarios le vino muy bien al UCAM Murcia. Dos grandes defensas en los primeros ataques del conjunto burgalés permitieron a los murcianos aumentar la renta hasta los ocho puntos. Una técnica a Diego Epifanio y el acierto exterior de Brad Oleson (9 puntos) ponían el 46-36 tras 4 minutos de juego. Estaba surtiendo efecto la defensa del UCAM Murcia (solo 2 puntos de Burgos en 5 minutos) y esto permitía a los murcianos salir rápido al contrataque. Si en la primera parte Cate había sido dueño y señor de la pintura, en los primeros compases de la segunda era el argentino Marcos Delía quien desquiciaba al juego interior burgalés. El máximo anotador de los visitantes, Goran Huskic (con 10 puntos), se retiraba al banquillo con 4 faltas personales. No obstante, el conjunto de Burgos empataba el encuentro tras un parcial de 0-9. No encontraba el UCAM Murcia la manera de anotar, la defensa de Burgos estaba muy bien posicionada y Javi Juárez se veía obligado a pedir tiempo muerto. Un tiro libre de Cate ponía el 50-49 con el que se finalizaba el cuarto.

El partido comenzaba muy igualado en este último periodo. Un taponazo de Kloof acompañado de un triple en ataque levantaban al Palacio y ponían tres arriba al conjunto universitario. Delía continuaba castigando el rebote de Burgos y forzaba una antideportiva. Sin embargo, no era su día desde la línea del tiro libre (1/7). El partido entraba entonces en una sucesión de errores por parte de ambos conjuntos, hasta que apareció la figura de Milton Doyle. El de Illinois con un triplazo ponía el +6 en el marcador cuando se llegaba al ecuador del último cuarto y obligaba a Diego Epifanio a pedir tiempo muerto. La defensa del UCAM Murcia y la dirección de juego de Charlon Kloof permitían al conjunto universitario alcanzar los diez puntos de ventaja a tan solo tres minutos del final. Un triple de Frazier era respondido rápidamente por Sadiel Rojas, quien una vez más estaba dando una “master class” de entrega y compromiso. Pero Burgos no había dicho la última palabra y de la mano de Huskic dejaban el marcador en 65-58 faltando minuto y medio de juego. Un inmenso final de partido de Cate aseguraba la primera victoria de la temporada del UCAM Murcia en Liga Endesa por 72-62, en un partido donde la defensa y el juego interior del equipo murciano han sido claves.

Delía (9 puntos, 7 rebotes y 6 faltas recibidas) y Cate (6 puntos, 7 rebotes y 6 faltas recibidas) en el juego interior y Kloof (11 puntos y 4 rebotes) en la dirección de juego, los mejores del cuadro murciano. Huskic (12 puntos y 7 rebotes) el mejor en Burgos.