Derrota del UCAM Murcia ante Retabet Bilbao Basket en el último partido del año (56-57)

28 Diciembre 2019

El UCAM Murcia recibía a Retabet Bilbao Basket en el último partido del año. Un encuentro clave para la confianza y las sensaciones del conjunto murciano. Los universitarios querían romper la racha de seis derrotas consecutivas (4V 10D) ante el equipo revelación de la temporada. El conjunto vasco llegaba a Murcia en plena lucha por la Copa del Rey y con un balance de 7 victorias y 7 derrotas.

 

Sito Alonso se veía obligado a hacer rotaciones en la plantilla ante la baja por lesión de Dino Radoncic. Hunt y Corraliza entraban en la convocatoria sustituyendo al alero montenegrino y a Larentzakis. Rafa Luz, Booker, Rojas, Eddie y Tumba salían de inicio en un encuentro donde empezaban destacando las defensas. Bilbao buscaba sorprender con una zona 2-3 en los primeros compases de partido, pero Booker y Eddie, con tres triples consecutivos, rompían los esquemas del equipo visitante. La experiencia de Rafa Martínez y la contundencia bajo los aros de Ondrej Balvin permitían a Retabet reducir diferencias ante el gran inicio de los locales. Una antideportiva muy rigurosa de Booker en la lucha por un balón ponían fin al primer cuarto y crispaba los ánimos de un público muy descontento con los árbitros ante su dispar criterio (19-18).

 

El segundo periodo arrancaba con rápidas transiciones y mucho desacierto en ambos conjuntos. No obstante, Jarell Eddie seguía fiel a su cita con el triple (3/5 T3) y sumaba tres nuevos puntos que ampliaban la ventaja del UCAM Murcia (24-20). Las desconexiones defensivas hacían mucho daño a los pupilos de Sito Alonso y permitían a Bilbao acercarse en el marcador a cuatro minutos para el descanso. Dos grandes minutos de Askia Booker (14) forzaban a Mumbrú a parar el partido y levantaban a todo el público presente en el feudo murciano. Sin embargo, el “vikingo” Balvin y su poderío bajo los aros recortaba distancias y dejaba el partido en un puño al término de los primeros veinte minutos (33-29).

 

El paso por vestuarios volvía a pasar factura al UCAM Murcia. Un gran arranque del tercer periodo de Bilbao Basket silenciaba al Palacio, dejaba sin ideas a los universitarios y empataba el partido. La gran referencia del conjunto vasco, Axel Bouteille (10), empezaba a carburar a pesar de la gran defensa murciana, sumando en ataque y en defensa y complicando el partido de un Sadiel Rojas masacrado por los árbitros (4 faltas). El desacierto exterior de ambos conjuntos (6/24 de los locales por 1/17 de los vascos) marcaba un periodo que llegaba a su fin con Retabet Bilbao Basket por delante (40-42).

 

La presión y la necesidad de victoria empezaban a hacer mella en el equipo universitarios, con tiros muy forzados y demasiada precipitación en los ataques. Por suerte para los murcianos, Bilbao desaprovechaba las oportunidades para seguir ampliando la renta. La gran defensa visitante y el desacierto de Booker (7/21 TC) de cara al aro aumentaban las dudas y la preocupación en el cuadro murciano. Tan solo 13 puntos en 17 minutos de segunda parte para los locales por 19 de Retabet. Sin embargo, la entrada a pista de Edu Durán y el carácter de Hunt y Rafa Luz le daban la vuelta al marcador y ponían a todo el mundo en pie a dos minutos para el final (53-54). Bouteille, desaparecido gran parte del encuentro, entraba en escena en el momento más caliente. Un triple del francés ponía a Bilbao por delante, pero la combinación Eddie-Booker sumaba de tres para colocar a los murcianos dos arriba a un minuto para la conclusión (56-54). Una pérdida de Booker a 35 segundos del final daba opciones a Bilbao que, de la mano de su máximo artillero Axel Bouteille, silenciaba al público y dejaba a los vascos uno arriba a 15 segundos para el final. Finalmente, el aro escupía el palmeo final de Rafa Luz en un ataque donde los universitarios volvían a gozar de mala suerte. Victoria de Retabet Bilbao Basket (56-57) y séptima derrota consecutiva de un UCAM Murcia que no levanta cabeza y se queda anclado a la parte baja de la clasificación. El baloncesto volvía a ser injusto con los universitarios, que tuvieron a Booker (25 puntos) y Eddie (17 puntos y 6 rebotes) como sus mejores hombres.