Tras dominar el partido en todas las facetas durante el 80% del tiempo, el conjunto universitario cae en un final para olvidar (82-84)

26 Septiembre 2020

El UCAM Murcia volvía a pisar el Palacio de los Deportes 48 horas después del partido ante Movistar Estudiantes. Los universitarios recibían a Iberostar Tenerife, uno de los equipos más punteros de la Liga Endesa, con la moral por las nubes tras conseguir una importante victoria ante el conjunto colegial (93-80). En el otro lado de la cancha, los pupilos de Txus Vidorreta querían dar continuidad a su sensacional estado de forma y sumar el tercer triunfo de la temporada. 

 

Sito Alonso repetía convocatoria (Peter Jok volvía a ser baja) y quinteto -Frankamp, Davis, Rojas, Di Leo y Lima- en un partido que arrancaba muy positivo para los intereses murcianos. La gran defensa inicial de los locales causaba muchos problemas al ataque canario, varias pérdidas incluidas, que obligaban a Txus Vidorreta a parar el partido a los dos minutos de juego (11-2). Frankamp (4), Lima (4) y Davis (5) lideraban el vendaval local, con una concentración y una intensidad descomunal que hacían del primer cuarto un inicio perfecto. Iberostar Tenerife tiraba de rotación en busca de posibles soluciones, pero ni Huertas ni Fitipaldo (7) conseguían reducir diferencias al término de los primeros diez minutos (23-12).

 

El primer cuarto de los universitarios rozaba la perfección, anulando a la estrella canaria (Gio Shermadini) y generando puntos con mucha facilidad. El festival de los de Sito Alonso continuaba en el segundo periodo. La segunda unidad, con Radovic (5) a la cabeza, conseguía mantener la renta y desquiciar a un Iberostar Tenerife que no veía aro (33-18). No obstante, los tinerfeños aprovechaban una técnica a Sadiel Rojas por flopping para reducir algo las diferencias, aunque la alegría les iba a durar poco. Augusto César Lima, máximo taponador de la historia del UCAM Murcia, se hacía grande en la pintura, taponando, reboteando y destrozando el aro visitante. El pívot universitario se convertía en el protagonista indiscutible de la primera parte, con 9 puntos 10 rebotes 2 tapones y 19 de valoración. Una actuación estelar que permitía a los murcianos marcharse al descanso con la máxima renta del partido (42-26).

 

El paso por vestuarios recargaba las pilas de un UCAM Murcia que seguía con la misma intensidad y concentración de los dos primeros parciales. La conexión Lima-Frankamp seguía en estado de gracia, convirtiéndose en un quebradero de cabeza para la defensa visitante. Solo Shermadini, con 15 puntos, conseguía anotar para los tinerfeños, que chocaban en cada ataque contra un perfecto sistema de cambios defensivos. A pesar de la anotación del pívot georgiano, el trabajo defensivo de Cate, Radovic y Strawberry era excepcional y las pérdidas de balón en Iberostar se disparaban hasta las 13. Fitipaldo (13) se unía a la fiesta y, sumando desde el tiro libre, conseguía rebajar la diferencia hasta el +17 al término del tercer periodo.