29 Enero 2019

El UCAM Murcia recibía en la decimotercera jornada de la Basketball Champions League a MHP Riesen Ludwigsburg con la clasificación y el primer puesto asegurado.

Los murcianos (11 V 1 D) afrontaban el partido con Alberto Miranda en el banquillo tras la reciente destitución de Javi Juárez ante un conjunto alemán (3V 9D) que llegaba al Palacio de los Deportes último de grupo y sin nada que jugarse.

 

Alberto Miranda comenzaba el encuentro con muchas rotaciones en el quinteto inicial-Booker, Doyle, Radoncic, Soko y Mitrovic- ante la poca importancia que tenía el partido con respecto a la clasificación. Ovie Soko y Booker se encargaban de colocar las primeras ventajas para los locales en el marcador (8-2) en un frío comienzo. La gran cantidad de fallos bajo los aros y la falta de intensidad defensiva caracterizaban los primeros minutos de juego. A pesar del buen movimiento de balón de los locales, se llegaba al final del primer cuarto con un resultado muy pobre en anotación (11-11).

 

Emanuel Cate y Milton Doyle se perfilaban como las principales bazas en ataque de los locales (6 puntos y 5 rebotes para el pívot rumano) en el comienzo del segundo envite. Las rotaciones de Alberto Miranda y el desacierto alemán (7/26 TC) forzaban al técnico visitante a parar el partido tras un 6-0 de parcial.

A MHP Riesen se le acumulaban los problemas con la irrupción en el encuentro de Milton Doyle, quien enchufaba dos canastas consecutivas para aumentar la diferencia por encima de los diez puntos (29-16). El vendaval murciano era imparable para un conjunto alemán que se marchaba a vestuario con un parcial en contra de 13-0 (33-16).

 

La gran presión defensiva y los puntos de Doyle en el segundo cuarto permitían al UCAM Murcia marcharse cerca de los 20 de ventaja. El norteamericano (13 puntos y 8 rebotes) continuaba con su gran acierto desde la línea de tres y, con un triple, inauguraba el marcador en la segunda parte. MHP Riesen buscaba remontar el partido de la mano de Marcos Knight, máximo anotador visitante con 8 puntos, pero se encontraba con una sólida defensa que no daba lugar a tiros liberados. Se llegaba a los dos últimos minutos de cuarto con 46-32 en el marcador y un constante toma y daca de canastas en ambos conjuntos. Sin embargo, tres acciones positivas de Booker rebajaban el parcial visitante y dejaban una diferencia muy favorable para afrontar los diez últimos minutos (53-37).

 

El mal porcentaje en triples de los visitantes (4/22) y el gran partido de Doyle y Booker permitían al UCAM Murcia afrontar el último cuarto con una renta suficiente para hacerse con la victoria. No obstante, el equipo alemán no daba por perdido el partido y, tras dos canastas de Crawford y Knight, obligaba al técnico local a pedir tiempo muerto.

Sin embargo, Emanuel Cate (11 puntos y 9 rebotes) se hacía con el control de la pintura para volver a distanciar a los locales (+19) a cuatro minutos para el final.

Un estratosférico mate de Soko y una jugada perfecta de Cate terminaban de cerrar el partido (73-47) para un UCAM Murcia que acumula 7 victorias consecutivas en la Basketball Champions League (12 en total). La sólida defensa y el gran juego en ataque dejaban al conjunto alemán por debajo de los 50 puntos. Cate (16 puntos, 10 rebotes y 27 de valoración) y Doyle (13 puntos, 9 rebotes, 4 asistencias y 20 de valoración) los mejores del cuadro murciano.