07 Abril 2019

Tras la derrota ante Montakit Fuenlabrada y con la permanencia en juego, el UCAM Murcia CB recibía en el Palacio de los Deportes a Kirolbet Baskonia. Los de Sito Alonso querían seguir sumando triunfos en su feudo ante un rival, el tercer clasificado de la Liga Endesa, que llegaba a Murcia tras lograr la clasificación para los playoffs de la Euroleague.

 

Sito Alonso, consciente de la superioridad interior del conjunto vasco, arrancaba el partido con un quinteto muy polivalente con el que poder hacer daño desde el perímetro -Booker, Oleson, Rojas, Soko y Mitrovic-. El equipo universitario comenzaba muy enchufado desde la línea de 6.75. Sadiel Rojas y Askia Booker respondían a un inspirado Luca Vildoza, que con 8 puntos en 5 minutos obligaba al técnico local a parar el partido (8-16). Sito Alonso se obligaba a realizar un cuádruple cambio (Lecomte, Radoncic, Rudez y Cate) ante la pasividad de la defensa murciana. Los nuevos cambios y el debut del reciente fichaje Manu Lecomte permitían al UCAM Murcia reducir diferencias al término de los diez primeros minutos (16-24).

 

El segundo cuarto comenzaba de forma muy positiva para el equipo universitario. Dos rebotes ofensivos de Dino Radoncic y la gran dirección de juego de Lecomte dejaban a los de Sito Alonso a tan solos dos puntos. No obstante, una semana más el trío arbitral se convertía en el protagonista del partido. Tan solo dos faltas de Baskonia en 13 minutos de juego y una gran diferencia de criterio en ambos lados de la cancha. Además, el potencial ofensivo de Baskonia, liderado por Shields (8) y Voigtmann (12), hacían mucho daño a un UCAM Murcia que resistía de la mano de un gran Emanuel Cate.

La gran defensa de final de cuarto permitía al equipo universitario marcharse a vestuarios a tan solo 5 puntos (38-43).

 

La superioridad física de Kirolbet Baskonia se reflejaba en el inicio del tercer periodo. Las rápidas transiciones en contrataque y la superioridad en la pintura permitían al conjunto vasco conseguir tiros liberados. Voigtmann, con 20 puntos, se convertía en la principal amenaza para la defensa murciana y obligaba a Sito Alonso a parar el encuentro tras un parcial de 0-7. No obstante, el carácter del UCAM Murcia aparecía en el partido para reducir diferencias y transformar el Palacio de los Deportes en una caldera.

Sin embargo, el arbitraje quería volver a ser protagonista. 7-17 en faltas recibidas y una técnica a Sito Alonso permitían a Baskonia volver a marcharse en el marcador (51-62) a 3 minutos del final. Las pérdidas y el desacierto lastraban a un equipo universitario que ponían fin al tercer cuarto con un triple sobre la bocina (55-66).

 

Los intentos de remontada por parte del conjunto murciano se desvanecían en los dos primeros minutos del último parcial. Marcelinho Huertas y Shields, con dos triples consecutivos, llevaban la distancia hasta los 16 (55-71) y empezaban a materializar el triunfo visitante. La energía de Radoncic (12) y la calidad de Cate bajo los aros reducían diferencias a cinco minutos para el final. No obstante, las decisiones arbitrales seguían llevándose el protagonismo del encuentro. Dos acciones idénticas eran cobradas de distinta forma en un lado y otro de la cancha. Finalmente, UCAM Murcia caía derrotado en su feudo por 75-86 ante un gran Kirolbet Baskonia. Las pérdidas de balón (25), el gran partido de Voigtmann (22) y las polémicas decisiones arbitrales, claves en el devenir del encuentro. Radoncic (12 puntos y 15 de valoración), Cate (11 puntos, 9 rebotes y 17 de valoración) y Doyle (17 puntos), los mejores del UCAM Murcia.