13 Abril 2006




La mayor promesa del baloncesto femenino de la Región, Ángela García, pasa unos días en casa aprovechando las vacaciones de Semana Santa. Murciana de 14 años (15/05/91), comenzó a jugar a baloncesto cuando cursaba quinto de primaria. Ahora está en 3º de la E.S.O. y afronta su primera temporada en Barcelona, militando en el contrastado Siglo XXI. La oportunidad de poder disfrutar de esta beca, otorgada por la FEB y la Federación Catalana, le llegó cuando Ramón Jordana puso sus ojos en ella viéndola jugar el año pasado en el Campeonato de España por selecciones. Tras el ofrecimiento, Ángela no lo dudó y emprendió su camino hacia el sueño que persigue desde que practica el deporte de la canasta, es decir, llegar a ser algún día jugadora profesional: “Por eso me he ido allí y lo he dejado todo aquí. En Murcia, la prioridad son los estudios. En cambio, allí los estudios van conforme a los entrenamientos, porque todo gira alrededor del baloncesto”, asegura, mientras comenta que “mi intención en un principio es seguir en Barcelona, porque sigo teniendo la misma beca, la cual me lo cubre todo”.

Con respecto a ‘su nueva vida’, Ángela explica las diferencias más notables: “Al principio te cuesta, es muy duro, porque de entrenar en Murcia hora y media tres días a la semana… allí llegas y en un día trabajas lo que aquí en una semana. Después te acostumbras y se convierte en rutina, lo haces sin darte cuenta”, asevera, al igual que describe cómo es su nuevo hogar: “Es un centro que se llama Joaquín Blume, en el que no sólo hay chicas de baloncesto, sino también hay gente de otros deportes. Yo comparto habitación con dos compañeras de equipo… Allí todo está junto, la residencia está al lado del recinto deportivo”.

El proyecto del Siglo XXI está destinado a la formación de futuros jugadores, por lo que su objetivo es a largo plazo. Por ello, Ángela expone el cometido de su equipo en la presente temporada: “Competimos en junior siendo cadetes de primer año. Somos, por así decirlo, como un invitado de la liga o algo así; no aspiramos a ningún título, porque el fin es la formación”. En este sentido, Ángela lo tiene claro y sabe que ‘su sacrificio’ se verá recompensado con el tiempo: “Se echa de menos muchas cosas, sobre todo llegar y ‘jugar una pachanga’, pero soy consciente de que si quieres llegar te lo tienes que tomar en serio”, concluye. Mucha suerte Ángela!
fuente

Ana Rosas, Polaris World C.B. Murcia