04 Enero 2006




Esta mañana los niños ingresados en el Hospital de la Arrixaca no tenían la menor idea de la visita que iban a recibir: todos los jugadores del primer equipo de baloncesto de la Región, acompañados por el entrenador, Manolo Hussein, y el resto del cuerpo técnico, aparecieron en sus habitaciones cargados de regalos, adelantándose unos días a la visita de los esperados Reyes Magos.

Pronto se pudo escuchar la música de los juguetes que la empresa murciana Pagán Sport S.L ha donado para esta causa, el ruido de los coches teledirigidos y de los trenes moviéndose por las habitaciones y las risas de los niños que pudieron olvidar por un momento dónde estaban.

Pero los pequeños no eran los únicos entusiasmados con la visita, los jugadores y los técnicos no dejaron de sonreír en ningún momento contagiados por la alegría de éstos, que nos dieron a todos una lección de entereza y ternura.
fuente

María Mouliaà, Polaris World C.B. Murcia